Saturno en Capricornio

Las personas que nacieron con Saturno en Capricornio desean alcanzar una posición importante en la sociedad, demostrándole al sistema cuánto valen. Y a menudo logran sus objetivos, pero a paso lento. Son muy conscientes de las limitaciones que la vida les puso en distintos momentos y conviven con ellas porque aceptan pagar el derecho de piso como un prerrequisito para lograr el éxito. 

En su manifestación más constructiva, quienes nacieron con Saturno en Capricornio son personas severas y autosuficientes. Buscan su propia dirección en los temas profesionales y no necesitan (o no quieren) que nadie las supervise. Las personas que tienen este emplazamiento en su carta natal tienden a hacer lo que sea necesario para tener el control de sí mismas. 

Los nativos y las nativas de Saturno en Capricornio parecen ser pacientes y humildes. Pero Saturno es un signo cardinal, así que, además, siempre están buscando tener una posición social influyente y que sus esfuerzos sean reconocidos públicamente. Suelen mostrarse humildes mientras que, al mismo tiempo, se dirigen a posiciones de estatus y prominencia. Sin importar su estilo de vida específico, quienes nacieron con Saturno en Capricornio sienten mucha presión y la obligación de mostrar decisión y rapidez a la hora de actuar.   

Trabajo duro para alcanzar objetivos 

Quienes nacieron con Saturno en Capricornio desean colaborar en la construcción de estructuras sociales y desean hacerlo de una manera honorable y prestigiosa. Este emplazamiento tiene una gran capacidad para descubrir las oportunidades correctas y para actuar con madurez. Sin embargo, los nativos y las nativas de Saturno en Capricornio deben aprender a tener paciencia, a planear a largo plazo, a trabajar arduamente para obtener resultados y a actuar de forma diligente.  

Saturno en Capricornio tiene que soportar muchas restricciones que lo ponen a prueba. Las personas que nacieron con este emplazamiento rara vez pueden desviarse de las normas o ignorar las limitaciones que se presentan. La vida les muestra, una y otra vez, que tienen que ocuparse de sus compromisos y obligaciones porque no van a desaparecer como por arte de magia. 

El utilitarismo de Capricornio, combinado con la actitud saturnina de querer controlar, hace que los nativos y las nativas tengan la capacidad de sacar ventaja, con astucia, en distintas esferas sociales. El objetivo de sacar ventaja, por más insignificante que parezca la acción ejecutada, es elevar su estatus. También, son capaces de dar pasos muy calculados después de evaluar de forma realista las opciones disponibles. 

“Saturno en Capricornio puede resultar una posición sumamente dinámica para alcanzar logros significativos”. Quizá a las personas que nacieron con este emplazamiento les lleve un tiempo alcanzar la cima, pero pueden manejar muy bien las adversidades. Su objetivo suele ser tener puestos vinculados con la conducción, el liderazgo y la supervisión de otras personas. 

Aprender rápido, avanzar con decisión y adoptar un papel de autoridad son manifestaciones posibles cuando Saturno en Capricornio está bien integrado. La habilidad para manejar los negocios de forma casi innata se pone de relieve en una gran cantidad de nativos y nativas. La cardinalidad (acción, empuje) del signo Capricornio señala que las personas que tienen este emplazamiento en su carta natal suelen desear nuevos desafíos y alcanzar nuevos logros cada vez más difíciles.   

Saturno en Capricornio tiene la capacidad de apegarse a sus objetivos y a sus ambiciones realistas, aunque haya muchos obstáculos. Y este emplazamiento está en condiciones de confrontar los obstáculos de frente. Capricornio puede llegar a ser un signo de Tierra muy determinado. 

Las personas que nacieron con Saturno en Capricornio pueden enfocarse en un propósito específico y subir, lento pero seguro, todos los escalones necesarios para alcanzar la cima. Una vez que están arriba, pueden tener mucho poder y capacidad de tomar decisiones importantes. Sin embargo, cuando este emplazamiento no está bien integrado, los nativos y las nativas pueden ejercer un control excesivo por miedo a perder su lugar en la sociedad.  

“Dado que Capricornio puede ser despótico y autoritario, y Saturno duro y nada condescendiente cuando está a la defensiva, algunos deben tener cuidado de no recurrir a medidas opresivas y dictatoriales, al tratar de conseguir sus objetivos”. Para alcanzar sus objetivos, quienes nacieron con Saturno en Capricornio no deben olvidar su honor y su integridad. 

El rol social de Saturno en Capricornio 

Saturno en Capricornio puede indicar una conciencia social bien desarrollada, aunque quizá un poco rígida. Los nativos y las nativas tal vez sientan la inclinación de aplicar su estructura moral personal a la sociedad en su conjunto. Les cuesta aceptar que su estructura moral representa sus propias guías y no las de todo el mundo. 

Una vez que tiene poder, Saturno en Capricornio puede transformar las palabras en acción y puede ayudar a que se aprueben leyes conservadoras o duras. Saturno en Capricornio quiere, a veces, que ciertos valores queden solidificados en el tejido social y cree en la obediencia estricta a las normas y a los reglamentos. Seguir los procedimientos correctos y transitar por los canales adecuados es muy importante para quienes tienen este emplazamiento. 

Las personas que nacieron con Saturno en Capricornio pueden sentirse obligadas a hacerse cargo de muchas situaciones que, en realidad, no entran dentro de su órbita de responsabilidades. Pueden sentir que son las encargadas de hacer recaer todo el peso de la ley y el orden en su entorno inmediato. Un impulso como ese puede canalizarse de manera constructiva en actividades como trabajar para el gobierno, en instituciones tradicionales, en Derecho o en política. 

Por lo general, la motivación social de estos nativos y de estas nativas es noble. Desean entregar un aporte a la sociedad que sea valioso a largo plazo o incluso permanente. A medida que envejecen, muchas de las personas que nacieron con Saturno en Capricornio pueden llegar a hacer aportes grandes que benefician a la sociedad, tanto en su momento presente como para el futuro. 

Algunos nativos o nativas, cuando manejan mal a Saturno en Capricornio, pueden comportarse de manera fría y deshumanizada, y pueden parecer intocables. Ese caparazón duro puede inspirar respeto en la sociedad, pero también tiende a ser intimidatorio. Quienes nacieron con este emplazamiento despliegan una gran cantidad de cautela y reserva en ciertos escenarios sociales. 

Resulta difícil aprovecharse de una persona que tiene a Saturno en Capricornio bien integrado. En realidad, personas son más propensas a usar que a ser usadas, a explotar a otres que a ser explotadas. Es fundamental que, de vez en cuando, aprendan a confiar, a relajarse y a disfrutar del ocio. 

Quienes nacieron con Saturno en Capricornio abogan por la autodisciplina, la conservación del tiempo y la aplicación de la energía en las actividades correctas. Suelen agotarse cuando sienten que tienen que cumplir con todas las actividades que les permitirán triunfar. Tienen la tendencia a organizar sus vidas según parámetros autoimpuestos muy estrictos y, por esa razón, pueden sentirse culpables si se desvían por las circunstancias de esos parámetros rígidos. Esta culpa se suele manifestar en particular en los temas de la casa donde se encuentra el Saturno natal

Recuperar la autoridad interior

Cuando Saturno en Capricornio no está bien integrado, los nativos y las nativas pueden tener problemas para lidiar con las figuras de autoridad. Esto puede deberse a haber tenido una interacción muy pobre con su padre u con otras figuras paternas en los primeros años de vida. El padre pudo haber muerto cuando el nativo o la nativa era muy joven, puede haber abandonado a la familia o no haber estado presente. La persona que tiene mal integrado a Saturno en Capricornio quizá culpe a su padre ausente (sea cual sea la razón de su ausencia) por no poder aceptar responsabilidades y por no tener la disciplina necesaria para dirigir su propia vida. 

Saturno en Capricornio mal integrado puede tener mucho miedo a las críticas o al fracaso. Los nativos y las nativas quizá rara vez se animan a analizar ese miedo para poder alcanzar puestos de responsabilidad y mando. Quizá hasta esperen que la vida misma maneje sus asuntos sin hacer ningún esfuerzo. O pueden desafiar todos los límites sociales existentes. 

El desafío hacia los límites sociales existentes por parte de quienes tienen a Saturno en Capricornio mal integrado puede derivar en la ilegalidad. Para que esto se dé, tendrían que estar presentes otros factores en la carta natal, como Urano o Plutón mal integrados, cuadraturas no trabajadas con planetas en Aries o ciertos aspectos tensos a Marte. Para intentar no caer en conductas destructivas, los nativos y las nativas deben recordar que la autogestión es una manera de obtener poder personal en sus vidas y que tener autogestión les permitirá ayudar a satisfacer sus deseos.

Pero primero es fundamental que le den cabida a sus grandes deseos. Si no lo hacen, vivirán en la frustración, lejos de la matriz social y en soledad. Pueden tener la percepción de que son inútiles y de que no sirven para nada. Por eso, deben sentir que su contribución en la sociedad es fundamental. Al reclamar o descubrir su autoridad interior, adquieren el enfoque necesario para aceptar que son una parte vital de la realidad humana más grande. 

Saturno en Capricornio y la melancolía

El éxito, para quienes nacieron con Saturno en Capricornio y se inclinaron por satisfacer su sentido de la obligación social, puede llegar solo después de mucha dedicación, esfuerzo, autodisciplina y fortaleza. Esta obligación social se puede sentir como una carga muy pesada y, periódicamente, pueden sentir cierta melancolía y pensar que nunca llegarán a la cima de la montaña. Los obstáculos parecen sucederse sin descanso ni tregua.  

Sin embargo, los nativos y las nativas de Saturno en Capricornio sienten el impulso de cumplir sus compromisos hasta el final, aunque estén sufriendo. Una vez que establecen qué quieren hacer en la vida, se concentran en el trabajo que tienen que ejecutar como si fuera un decreto cósmico.  

Saturno en Capricornio bien integrado no le tiene miedo al poder temporal que le fue conferido. Por lo tanto, los nativos y las nativas no suelen apegarse a los honores y méritos recibidos. Tampoco se impresionan debido a la estatura de su posición social en su campo elegido o en la comunidad en su conjunto. Es probable que, en muchos casos, estén más motivados por el honor y el hecho de que su aporte personal le brinda algo al mundo antes que por los beneficios y los privilegios vinculados al poder. 

Notas 

-Me basé en un fragmento de Las doce caras de Saturno, de Bil Tierney. Traducción de Graciela Perillo. Libro publicado por Editorial Kier. 

-La foto de Saturno la tomé de la cuenta de Twitter @bitsofsaturn 

1 comentario en “Saturno en Capricornio”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s