La importancia del retorno de Saturno según Susan Miller

Mis horóscopos preferidos son los de Susan Miller. A veces leo los de Astro Twins, pero no es lo mismo. Me gusta la longitud de los horóscopos de Susan, sus divagues, el recurso a anécdotas personales para empatizar con les lectores y también sus consejos accesibles y realistas. También creo que es demasiado optimista y que hay que sacarle el IVA a todo lo que escribe. O como le comenté a una amiga por WhatsApp:

Como se nota en este chat, mis amigas también aman a Susan (casi) tanto como yo.

Además de leer sus horóscopos mensuales gratuitos, disfruto mucho leer las entrevistas que le hacen. Me fascina su biografía y también las respuestas elusivas que da. Como yo soy muy obsesiva de la claridad en la comunicación y de respetar el tiempo de la gente, me incomoda que se vaya tanto por las ramas o que sea impuntual y haga esperar a las personas que van a entrevistarla. Pero me fascina. Y me inspira. Sus entrevistas me hacen sentir que lo que quiero para mí (vivir bien de escribir sobre astrología) es posible.

Hoy a la mañana, mientras hacía fiaca en la cama, leí una entrevista que le hicieron hace poco. Ahí Susan menciona la importancia del retorno de Saturno en este fragmento:

Y acá va mi traducción con algunos agregados que aportan información:

¿Cuáles son los estadios de la vida más importantes?

Los 29 [retorno de Saturno] y los 42 [Urano de tránsito en oposición a tu Urano natal] son años extremadamente críticos. A los 29, Saturno te pide que tomes una decisión y que elijas una meta, ya sea empezar un nuevo negocio, decidir casarte o estudiar más. Te lleva 3 años [el tiempo completo en el cual Saturno está en el signo de tu Saturno natal] prepararte y trabajar para alcanzar esa meta. Esa meta creará un pilar fuerte en tu vida que será resistente. Esa meta te empujará a hablar con distintas personas, a aprender y a ser mucho más maduro/a. El trabajo de Saturno es volverte mucho más estable. A los 29, Saturno atravesó todos los estadios [cuadratura al Saturno natal, oposición al Saturno natal y otra cuadratura al Saturno natal] y regresa al lugar donde estaba cuando vos naciste [es decir, se da el retorno de Saturno].

Lo que más me interesa hacer durante mi retorno de Saturno es estudiar la carrera de astrología en la Faculty of Astrological Studies de Londres. Y justo dura tres años. ¿Podré? ¿O Saturno no me dará respiro? Ya lo veremos.

10 recomendaciones para atravesar el retorno de Saturno

1. Ocupate en separar qué es lo que vos querés y qué es lo que otres quieren para vos. Re-pensá quién sos. 

Si te estás aproximando a tu retorno de Saturno y te sentís muy bien respecto al lugar donde te estás dirigiendo y lo que estuviste haciendo, ¡bien ahí! Tu tarea ahora es dar un paso más y buscar subir de nivel, según lo que esto signifique para vos. Pero si sos una de esas personas que, de repente, se cuestiona cada una de las decisiones que tomó en su vida, entonces quizá sea un periodo introspectivo para analizar qué resulta auténtico para vos, y descartar roles que otros quisieron que vos interpretes y/o viejas aspiraciones tuyas que ya no resuenan con tu situación actual. 

2. Cuidá tu cuerpo. Date cuenta de que tu cuerpo es materia, necesita atención y tiene límites. 

Saturno rige el tiempo, los límites y las estructuras. Tu cuerpo es una estructura con límites naturales, y algunos de esos límites pueden empezar a manifestarse durante tu retorno de Saturno. Es un buen momento para revisar cómo cuidás tu cuerpo y mejorar rutinas de salud que no son sustentables en el largo plazo. Si tu cuerpo empieza a dar señales de alarma que indican que necesita “arreglos”, actuá con responsabilidad y hacete cargo de esos asuntos antes de que empeoren. Ahora también es el momento de solucionar problemas de salud que hace tiempo que te acompañan y de los que nunca te ocupaste. 

3. Pensá a largo plazo en todas las áreas de tu vida. 

Ahora es un buen momento para hacerte este tipo de preguntas: 

  • ¿Dónde me veo en 10 años?
  • ¿Cuál me gustaría que haya sido mi contribución en el mundo?
  • ¿Qué quiero realmente en mis relaciones, en mi carrera, en mi situación de vivienda, etc.? ¿Y qué tengo que hacer para alcanzar esos objetivos?
  • ¿Las estructuras actuales de mi vida son sólidas? Si no son sólidas, ¿cómo puedo re-estructurarlas?  

Es momento de mirar el panorama general de tu vida con más seriedad. A veces nos movemos tan rápido al intentar resolver las cuestiones del día a día que no nos preguntamos de forma deliberada hacia dónde estamos yendo. Ahora es el momento perfecto de mirar las estructuras más importantes de tu vida con sobriedad y realismo y de preguntarte qué querés a largo plazo. Si sentís que no sabés qué querés, no te desesperes: el retorno de Saturno es un proceso de 2 a 3 años, así que hacete estas preguntas periódicamente a medida que lo transitás. 

4. Aceptá las pérdidas y los finales. Y seguí adelante. 

Ya que Saturno rige los finales, el tiempo y los límites, podés experimentar finales en alguna área de tu vida durante el retorno, ya sea vinculados a relaciones, a tu situación laboral o a tu vivienda. Si se da un final, es importante que sepas que esto es normal durante el retorno de Saturno, aunque se sienta duro. Quizá necesites estar de luto por personas o partes de tu vida que habían sido importantes y que ya no te acompañarán al futuro. Transitá el duelo, pero no te quedes mirando hacia el pasado: los finales son relevantes, pero también son relevantes los nuevos comienzos. 

5. Pensá de forma realista en cómo mejorar tus circunstancias. Pequeños pasos ante todo. 

El realismo y la practicidad son la orden del día durante tu retorno de Saturno, así que trabajá en crear planes prácticos que te ayuden a dirigirte a tu próxima etapa. Saturno rige todo aquello que se desarrolla con el tiempo y a veces hace que parezca que lograr algo lleva más tiempo del que te gustaría. La buena noticia es que los pequeños pasos, mientras sean parte de un plan práctico a largo plazo, están en perfecta sintonía con la energía saturnina. Así que hacé lo que puedas y no te estreses si las cosas no se dan rápidamente.  

6. Ocupate, finalmente, de ese tema que no va a desaparecer por sí solo. 

¿Existe algún problema persistente en tu vida que aparece y desaparece periódicamente, pero que ahora parece haberse instalado? Es el momento de enfrentarlo de lleno y de encontrar formas de lidiar con él. Tu Saturno natal y los aspectos que hace en tu carta describen algunas de las cuestiones en las que tendrás que trabajar a lo largo de tu vida [de esto me voy a ocupar en futuros textos]. Lo positivo es que el esfuerzo que inviertas durante tu retorno de Saturno para encontrar nuevas soluciones y enfoques más saludables a estos problemas es que estas soluciones y enfoques se quedarán en tu vida a largo plazo. 

7. Mantené el foco en vos, no en compararte con otres. 

Solamente comparate con otres si hacerlo te motiva a esforzarte más para lograr algo que te importa mucho. Pero también date cuenta que todas las vidas son diferentes y que quizá lo que admirás en otra persona no tiene nada que ver con lo que vos tendrías que hacer con tu existencia. Todas las cartas natales son diferentes y, por lo tanto, todes tenemos que atravesar distintas lecciones, cuestionamientos y tenemos áreas en nuestra vida que son más fáciles y otras, más difíciles. Muchas personas utilizan, de forma irreflexiva, los éxitos laborales como parámetro para medir cómo les está yendo en la vida, pero quizá tu trabajo no sea el tema más importante durante tu retorno de Saturno. 

8. Si pasa algo difícil, acordate que la vida sigue. Este no es el final. 

Si experimentás una situación que se siente terrible, resistí y esperá pacientemente. A veces, las personas atraviesan situaciones muy difíciles durante el retorno y no saben cómo harán para salir de ahí. Si este es tu caso, seguí resistiendo y atravesá la situación de a poco, un día a la vez. Recordá que la existencia suele volverse (un poco) más fácil después del retorno de Saturno, incluso si ahora todo parece sombrío y oscuro. Y también recordá que en este momento no podés ver el siguiente capítulo de tu vida, pero va a haber otro capítulo. Durante el retorno, muchas personas experimentan depresión. Si es tu caso, no tengas miedo de pedir ayuda. 

9. Esforzate, pero recordá que no todo depende de vos. 

Es un buen momento para adoptar el principio espiritual que sostiene que hagas el trabajo y después sueltes las expectativas sobre el resultado. Es un poco paradójico: Saturno nos pide que nos hagamos responsables y nos enseña que tenemos que esforzarnos para alcanzar lo que deseamos, pero Saturno también rige los límites. Existen límites sobre aquello que podemos controlar de forma individual porque vivimos en un mundo más grande y participamos de corrientes macrocósmicas. Además, la astrología nos muestra que hay cuestiones que son diferentes para cada persona. Entonces, esforzate por alcanzar tus metas, pero recordá que hay otros factores en juego, y abrite a descubrir las pistas que indican lo que la vida quiere para vos, así como también lo que vos querés de la vida. 

10. No te estreses si no resolviste TODO para cuando termine el retorno. 

La vida es un proceso y el retorno de Saturno es solo una parte de este proceso. Por lo general, el retorno de Saturno es un proceso de reestructuración que puede ser caótico: todas las partes de tu vida no necesariamente van a quedar ordenadas al final del retorno. Puede suceder que la parte más importante de tu retorno sea el comienzo de algo tan nuevo que ni siquiera podés reconocer su importancia cuando lo estás viviendo y te vas a dar cuenta de que ese fue el tema de tu retorno cuando el retorno ya haya terminado. Durante este tránsito, celebrá los cambios positivos que hayas hecho, los desafíos que hayas superado y el trabajo constructivo que hayas completado. Al hacerlo, vas a llegar a tu vida pos retorno de Saturno con algo más de madurez y sabiduría. 

Notas 

Traducción libre de un texto tomado de Saturn Return Stories 

La foto la tomé de la cuenta de Twitter @bitsofsaturn

El retorno de Saturno en la Antigüedad y en la Modernidad

Saturno es el último planeta visible, el último planeta que se puede observar con el ojo desnudo. Esto es significativo porque es el límite final antes de llegar a los planetas transpersonales, que son Urano, Neptuno y Plutón. En cierto sentido, Saturno es como un puente o una barrera que hay que atravesar. Los anillos físicos señalan que el significado astrológico de Saturno está vinculado a los límites.

Se podría decir que la astrología antigua no le daba tanta importancia al retorno de Saturno como se la da la astrología moderna. De todos modos, los antiguos sí le daban atención a los periodos de entre 27 y 30 años de duración, que están relacionados con Saturno, y con los signos que Saturno rige, que son Capricornio y Acuario. La astrología moderna, en cambio, se enfoca mucho en el retorno y hasta existen libros específicos sobre el fenómeno, situación que no existía hace 1000 o 2000 años.

En las discusiones contemporáneas sobre el retorno de Saturno emerge la idea de que hay lecciones que aprender y ciertas acciones que tomar durante el retorno para transitarlo de la mejor manera. El enfoque está puesto en el hecho de que nuestras elecciones o nuestra voluntad son suficientes para evitar que se den situaciones indeseables durante el retorno.

La astrología moderna sostiene que si trabajás duro en las áreas de tu vida que no son tus fortalezas, estas áreas se transformarán en tus cualidades más destacadas al final del retorno. Esta postura trae mucha esperanza. Es esperanzador pensar que podés transformar tus debilidades en fortalezas en un periodo de tan solo tres años. Pero esta evolución no siempre se concreta.

Muchas personas experimentan situaciones que no desean, incluso tragedias, sin importar el trabajo duro que hayan realizado, las elecciones que hayan hecho o la fuerza de voluntad que hayan ejercido. A veces, la astrología moderna cae en el reduccionismo de “si querés, podés”. Esto es criticado por astrólogos y astrólogas tradicionales, que utilizan principios interpretativos más antiguos para explicar por qué algunas personas transitan un retorno de Saturno más “liviano” y, otras, uno más “pesado”.

Algunos de estos principios interpretativos antiguos son:

  • Secta de la carta natal
  • Casa donde está el Saturno natal
  • Casas regidas por Saturno
  • Aspectos difíciles de Saturno a otros planetas
  • Casas angulares a Saturno
  • Factores mitigantes

(Escribiré sobre cada uno de estos principios interpretativos en futuros textos).

Los astrólogos y las astrólogas tradicionales sostienen que hay una espada de doble filo en la astrología moderna. Por un lado, los y las profesionales de esta rama más reciente de la astrología quieren motivar a las personas para que se hagan cargo de sus vidas y no sean simplemente observadoras pasivas de lo que sucede. En el caso del retorno de Saturno, sostienen que en este periodo cada persona tendrá que lidiar con una serie de cuestiones y que el “éxito” al lidiar con esas cuestiones depende del nivel de consciencia que la persona tenga para poder dar un paso adelante, tomar las medidas necesarias para cambiar su vida y construir algo positivo.

La astrología moderna considera que si te “hacés cargo”, todo va a salir bien. El retorno va a ser un poco difícil, sí, pero lo vas a atravesar exitosamente si hacés “lo que hay que hacer”. Los astrólogos y las astrólogas tradicionales que viven en el presente cuestionan la actitud de equiparar los esfuerzos internos o psicológicos con los resultados externos o las recompensas. Leisa Schaim piensa que casi siempre se puede hacer algo productivo para trabajar con los tránsitos más difíciles, pero también considera que es importante separar los esfuerzos que se pueden realizar de los resultados que se pueden obtener.

Schaim sostiene que un buen enfoque para transitar el retorno es hacer el trabajo y después soltar las expectativas. Siempre podés realizar acciones y esforzarte, pero no siempre vas a obtener los mejores resultados. Y no tiene sentido desesperarse por eso. El retorno también pasará.  

Notas

-Traducción de un fragmento de la transcripción del episodio 24 de The Astrology Podcast

-La foto la tomé de la cuenta de Twitter @bitsofsaturn