Testimonio de un retorno exacto de Saturno

El 3 de enero, cuando estaba en Capilla del Monte, me puse a hablar por wásap con un amigo que estaba en Rosario. En un momento de la charla me escribió esto: 

Testimonio de un retorno exacto de Saturno

Entonces le pedí si me podía contar más específicamente qué había sentido. Él me mandó un audio bien detallado de cinco minutos de extensión. En ese audio aparecen muchísimos temas saturninos y prototípicos de las vivencias del retorno exacto de Saturno. Con su permiso, acá comparto una versión (un poco) editada de sus palabras: 

Tuvo que ver bastante con darme cuenta de que el énfasis que yo ponía en la libertad y en hacer lo que tenía ganas y en no atarme a nada me estaba haciendo que no progresara en mis proyectos, que no les pusiera dedicación, que no sacrificara nada para lograr algo mayor que me interesaba, que era parte de mi deseo profundo. En vez de, digamos, no sé, juntarme con amigos (no sé, cosas que están buenas, pero no son algo a largo plazo). […]. Son la vida, uno va, y boludea, y hace cosas y yo no me quería perder de nada y me di cuenta de que eso no me estaba haciendo bien para nada porque me hacía sentir bastante mal conmigo mismo porque no estaba activando con nada en proyectos y en un montón de aspectos de mi vida

También el hecho de disfrutar cosas, permitirme disfrutar cosas y también entendí que para eso tenía que, justamente, sentirme bien. Y para sentirme bien tenía que cumplir con lo que yo mismo me había impuesto como deseo o como proyecto y que no estaba ni a palos dedicándole tiempo. Y, bueno, ese día (fue el viernes [20 de diciembre del 2019]), volví del laburo y estaba re mil disociado, estaba en otra, me sentía muy mal y me di cuenta de que tenía que ponerme a terminar de hacer unas traducciones, que es trabajo voluntario que estaba haciendo para X, y que lo tenía que haber hecho en todo el año. Ya hacía un montón que lo tendría que haber entregado, pero bueno, como es trabajo voluntario, “ya fue”. Y me estuvo pesando todo el año. Me quedé desde el viernes hasta el martes a la tarde, o sea, hasta tres horas antes de venir a laburar, haciendo eso (salvo el lunes que fui a laburar). Y ahí me empezaron a caer un montón de fichas. 

Vi unos videos de astrología que hablaban de que justamente Júpiter está entrando en Capricornio, que eso hace que ya no haya más para tirar manteca al techo y que uno se tiene que poner a laburar firme y hacer algunos sacrificios para lograr metas, que era básicamente lo que estaba sintiendo. Y la verdad que también me di cuenta de que eso que tenía que hacer era sostenido y no demasiado intenso, en el sentido de que no tenía que dedicarle horas por día, si no media hora o una hora cada día a cada una de las cosas que quería, cosa que a mi me cuesta una banda. Yo soy: o no le dedico nada por dos meses o después estoy tres o cuatro días encerrado haciendo algo. Pero necesitaba un equilibrio en ese sentido. El otro día que arrancó el año creo que empecé a hacer eso y ya noté un cambio sarpado. Me di cuenta de que ese era el camino. 

Me re costó decirle que no estos días a juntadas y todo, pero me di cuenta de que esto es lo que me hace sentir bien. No me voy a dejar de juntar con gente, pero primero tengo que priorizar mis cosas y generar independencia en ese sentido. Yo soy una persona que necesita juntarse con un montón de gente también como una forma de combatir la soledad y eso no fue nunca efectivo. Me di cuenta de que no es que para sentirme bien necesito otra gente de forma adictiva, si no encargarme de lo mío. Y, efectivamente, lo estoy empezando a hacer y está bastante bueno”. 

¿Estás pasando tu retorno exacto de Saturno y sentís que esta experiencia resuena con la tuya? ¡Contame en los comentarios! Y recordá que no estás solo ni sola, aunque así lo parezca. 

Notas

-La foto la tomé de la cuenta de Twitter @bitsofsaturn 

Saturno en Tierra

El año pasado me compré Saturn: A New Look at an Old Devil, libro sobre el planeta Saturno escrito por Liz Greene. Greene es astróloga y en este libro aplica psicología jungiana para entender los significados del planeta de los límites y la responsabilidad. No es una lectura liviana. Además de que a veces siento que me falta conocer más de Jung para entender mejor esta obra, también me cuesta seguir su estilo de escritura un poco enrevesado. De todas formas, y fiel a mi estilo saturnino, decidí traducir algunos fragmentos que me resultan interesantes y que creo que pueden ayudar a quienes tengan interés en conocer más sobre el retorno de Saturno. Hoy comparto una descripción muy interesante sobre el elemento Tierra y tener a Saturno natal en los signos de Tierra, que son Tauro, Virgo y Capricornio. 

El elemento Tierra está relacionado con el plano de la materia en el cual todos y todas funcionamos conscientemente. La Tierra se vincula a las áreas de la vida en las cuales nuestros esfuerzos (y nuestros errores) generan resultados tangibles y requieren herramientas tangibles. Se considera que el elemento Tierra es simple y por lo general se lo asocia con la plata, los recursos, la seguridad, el trabajo, el servicio y los logros profesionales

Este elemento también está vinculado a la función psicológica de la sensación. Gracias a esta función, la percepción de la realidad de un individuo se basa en aquello que la persona experimenta a través de sus cinco sentidos y a través del uso de su mente concreta o racional. A partir de esto se podría asumir que los tipos de frustraciones que experimentan quienes tienen a Saturno en un signo de Tierra son bastante predecibles. También se podría asumir que las cualidades capricornianas de perseverancia, capacidad de ahorro, prudencia y autodisciplina brindarían las soluciones más obvias a los problemas saturninos. Pero el elemento Tierra no es tan simple como parece.  

Lamentablemente, el elemento Tierra fue la víctima desafortunada de opiniones populares que sugieren que la materia o una visión materialista de la vida se contradice con el espíritu o una visión espiritual de la vida. Según estas opiniones, quienes tienen el Sol, la Luna, el Ascendente o varios planetas en signos de Tierra no serían personas tan “evolucionadas” como aquellas que tienen una carta donde predominan los otros elementos. Dado que el temperamento terrenal se ocupa de las leyes y el funcionamiento del plano físico, y dado que busca dirigir su energía creativa y su esfuerzo a entender y controlar ese plano, se considera que este temperamento es materialista y está desprovisto de imaginación. 

El concepto esotérico de iniciación está conectado con el signo Capricornio en especial y con los tres signos de tierra en general. Esto se debe a que el iniciado o la iniciada no alcanza la iniciación hasta que sea capaz de aplicar los conocimientos superiores que descubrió en relación a su cuerpo y al ambiente en el cual se mueve. La tarea del iniciado o de la iniciada solo está completa cuando el mundo físico se transforma en un espacio en el cual intervino para adaptarlo a su medida o en un símbolo de su espíritu interior. Los misterios de la dualidad entre espíritu y materia ocuparon los pensamientos de las personas interesadas en el ocultismo y en el misticismo durante años. La alquimia y la astrología son el resultado de estos intentos de entender el espíritu en términos de materia a través de la ley de correspondencia

Los mitos y temas conectados con el símbolo de Saturno son muchos: Pan, Satán, Lucifer, la materia prima o el “Mercurius Senex” de los alquimistas, la serpiente en el jardín del Edén y la carta de El Ermitaño en el tarot, entre otros. Lo que todas estas imágenes indican es que el elemento Tierra es más interesante de lo parece a simple vista. Hasta el día de hoy existen muchas características de la naturaleza de la materia que no entendemos. En la literatura esotérica se sostiene que el elemento Tierra es el examen final de iniciación para los humanos y quizá exista una ley racional o científica válida que describa la misma verdad, solo que aún no la conocemos. 

En la superficie, Saturno en los signos de Tierra se relaciona a los problemas y limitaciones que afectan a las personas en temas de su confort corporal, a la habilidad de mantenerse por sí mismo/a, a la capacidad de encontrar un trabajo significativo que le permita al nativo contribuir en la organización de su entorno y la habilidad de lograr cierta responsabilidad o autoridad en aquellas áreas donde demostró aptitud y talento.  

Es posible que tener a Saturno natal en uno de los signos de Tierra ofrezca la oportunidad de aprender acerca del significado más profundo de este elemento. Esto se debe a que las soluciones a las frustraciones que Saturno simboliza al estar en Tierra casi nunca se manifiestan mediante la aplicación de herramientas “terrenales”. Parece que los otros tres elementos (fuego, aire y agua) deben ser entendidos e integrados para formar una herramienta lo suficientemente efectiva como para influir en el aparente peso muerto de la Tierra y aliviar el dolor del instinto frustrado. 

Notas

-Traducción libre de un fragmento de Saturn: A New Look at an Old Devil de Liz Greene  

-La foto la tomé de la cuenta de Twitter @bitsofsaturn 

Consejos para el retorno de Saturno de personas que ya lo atravesaron

La astróloga Amy Tripp elaboró la siguiente pregunta en su cuenta de Twitter:

En español, esta es la pregunta que hizo: “Quienes ya atravesaron el retorno de Saturno (ocurre entre los 28 y los 30 años de edad), ¿qué consejos les darían a quienes todavía no lo vivieron?”. 

Estos son los consejos que me resultaron más interesantes: 

+Lo que en tu vida estaba bloqueado o negado debido a la casa en la cual tenés tu Saturno natal, ahora será un tema central en tu existencia. Vas a trabajar duro. La pérdida de personas o situaciones dependerá de si estás o no en tu carril de vida. Sé flexible, y abrite a la posibilidad de realizar ajustes y correcciones en tu vida. (@under_a_banyan)

+Investigá sobre tu Saturno natal. Conocer sobre mi retorno hizo que fuera más fácil de transitar. Después, simplemente viví y aceptá las responsabilidades. (@DXXVII)

+Tené paciencia. (@CeejDoezIt)

+Dejá de buscar alivio exterior para tu dolor y preguntate: “¿Cómo puedo hacer para satisfacer mis propias necesidades? ¿Cómo puedo aliviar mi propio dolor?”. Y tené paciencia y recordá que te vas a tambalear varias veces. (@ilex517)

+No te aferres a las cosas que no son para vos. Vendrán otras mejores. (@caitlinbarry)

+Permitite cambiar. (@Sis_waseThekwin)

+No podés perder lo que nunca fue tuyo. Soltá o la vas a pasar mal. (@academystic)

+Aprendé a aceptar los cambios que van a ocurrir. Eso fue lo más difícil para mí porque odio el cambio. Pero el retorno me forzó a crecer y a no ser tan autocomplaciente. (@KnowItAllDoll)

+Enfrentá tus peores miedos, destruilos y no pares. Va a doler, pero te vas a transformar completamente. (@naomipeck74)

+No tengas miedo de tomar riesgos. Explorá el mundo y hacé tiempo para amarte. (@whoyoucallmama)

+Preparate para que tu vida cambie en formas que no esperabas. Se sana desde adentro hacia afuera. Tené paciencia y fluí. No luches contra lo que está pasando. Es la peor decisión que podrías tomar. (@loVe4REaLL) 

+Si tomaste las decisiones correctas en tus 20, ahora todo se acomoda. Si no lo hiciste, Saturno te va a enseñar todas las lecciones durante el retorno. Es como una figura paterna que te recuerda que tenés que ser adultx, te guste o no. (@seophoria)

+Respirá y tené paciencia. Todo se soluciona en el momento justo. No sos menos porque no estás donde pensás que deberías estar. Ya vas a llegar. No pares y no abandones. ¡Tené fe! (@marzmichelle)

+Ahorrá e intentá ganar la mayor cantidad posible de plata. El 60 % de los retornos de Saturno son estresantes por la ausencia de un plan financiero sólido. (@MissLeoraGreen)

+No asumas que vas a seguir teniendo las mismas condiciones de vida que tenés ahora: ahorrá, esperá lo inesperado. Sé humilde. Va a ser duro y te vas a querer morir, pero todo va a salir bien una vez que se termine. Sé fuerte. Es una gran lección de vida. (@lovenigeriaa)

+Aceptá tu presente, no hay necesidad de apurarse. (@8bitfiction)

+Sé lo más responsable que puedas en todas las situaciones. Pensá en qué es lo que realmente querés. (@SydniDeveraux)

+No te resistas. (@chelsea)

+Sentite cómodo/a en la incomodidad. Hay luz al final del túnel y tu nuevo yo tendrá más confianza y seguridad, vas a saber qué es lo que querés y vas a aceptar que sos suficiente. (@BcaramelDelight)

+Actuá con sensatez. Si seguís tomando las mismas decisiones de mierda vas a seguir corriendo en la rueda del hámster toda tu vida. (@Garavagliakarma)

+Madurá antes de que Saturno te obligue a hacerlo. (@kazonbase)

+El mejor consejo que me dieron a mí fue que me entregara a todas las lecciones porque cuanto más te resistas, más difíciles serán. (@airmilkshake)

+Entendé qué hiciste para llegar al lugar donde estás, porque si no tenés esta respuesta no vas a saber cómo ir hacia donde querés ir. (@Whatwouldkatdo)

+Aceptá las lecciones. Siempre hay un propósito mayor. (@mal_christine)

+Tomatelo un día a la vez. Vas a aprender a amarte y a respetarte lo suficiente como para ser tu prioridad. Tenés un propósito en este mundo y vas a tener el poder de superar los desafíos. Quedate con la gente que siempre creyó en vos. Valorá todas las experiencias. (@MateriaBlade

+Tené buenas intenciones que estén dirigidas a tu crecimiento personal. Siempre preguntate si algo te va a seguir importando de acá a 5 años antes de enfocar tu energía en cosas que no sabés si contribuyen a tu progreso. (@botanistmama)

+CONFIÁ EN VOS – y la paciencia trae recompensas. (@niiccolllleeee)

+Si podés, andá a terapia si sentís que lo necesitás. (@ambergado)

+No te cases o tengas hijos antes del retorno. (@Megamides)

+¿Algo no está funcionado en tu vida? ¡Cambialo! ¿Tu relación es horrible? Cortala. ¿Querés volver a estudiar? Hacelo. ¡Ponete las pilas! (@morningfindsyou)

+Todo se termina, enfocate en lo tangible. (@HOODKENaughty)

+Apreciá tus logros. (@Booordeeers)

+Tomatelo con calma, centrate, hacé yoga y meditá para calmar la ansiedad, conectá tu mente con tu cuerpo, y que tu diálogo interno sea simple. (@KoreAlawer)

+Puede parecer que las opciones se reducen al mínimo, pero esto es un proceso de claridad y de enfoque en lo que realmente podés crear. La disciplina de Saturno te ayuda a manifestar de modo concreto. (@drewdellinger)

+Tomate el tiempo para aprender sobre vos mismx. La inteligencia emocional es clave para tener autoconfianza en la vida adulta. Pasá tiempo con vos. No te vas a arrepentir. (@lizzle03)

+¡Trabajá duro! ¡Dejá de soñar, creá las bases para tu vida! (@HiperSickie)

+Movete con confianza, paciencia y fe. (@iambeingreborn)

+No te aferres demasiado a la idea de cómo creés que sos. (@shesjustang)

+Cuando alguien te muestre cómo es, creele. (@coolerthankulfi)

+No te resistas a los cambios. Vas a perder gente, relaciones, vas a cambiar de trabajo, te vas a mudar, etc. Y todo esto en el lapso de unos meses. Permitite estos cambios, te van a preparar para la vida que vas a tener. Y tené paciencia, porque las cosas no van a tener sentido mientras estén sucediendo. (@hauntre)

+Prestá atención a los patrones y a los ciclos que parecen repetirse. Es probable que te estés perdiendo una lección valiosa o que algo esté incompleto. Sé rigurosx. Cuidá tu karma. (@DrDreddyMurphy)

+Mi consejo: ocupate de tus problemas ahora y no te escondas detrás de la fachada de “soy un espíritu libre” para justificar las cosas por las que no te estás haciendo responsable. (@connectthecunt)

+Amate de forma saludable. Ocupate de tus traumas y perdoná a las personas que te lastimaron. Después, dejá todo esto en el pasado y perseguí tus pasiones. (@FlorenniaW)

¿Y vos? ¿Ya pasaste el retorno de Saturno? ¿Se te ocurren otros consejos útiles? ¡Compartilos en los comentarios!

Consejos para llegar *bien* al retorno de Saturno

La astróloga Amy Tripp elaboró la siguiente pregunta en su cuenta de Twitter:

En español, esta es la pregunta que hizo: “Si estás en tus 30, ¿qué consejo le darías a tu yo que está en sus 20?”. 

El tuit obtuvo muchas respuestas interesantes. Decidí traducir algunas de ellas porque me parece que son consejos útiles para quienes todavía no atravesaron su retorno de Saturno y quisieran llegar (más o menos) *bien* a ese tránsito. 

Así que aquí van las recomendaciones: 

+No te estreses por envejecer y disfrutá tu juventud, porque aunque no lo sientas así, sos muy joven. Además, no te desanimes si no encontraste tu pasión/propósito porque te va a encontrar a vos. (@starheal)

+Enfocate en tu carrera y sé financieramente independiente. Ahorrá para tu futuro así tenés plata para alcanzar lo que quieras lograr. Entendete y entendé a tus demonios. No te conformes con una pareja mediocre. Podés tener todo lo que querés, pero tenés que dedicar tiempo y esfuerzo para alcanzarlo. (@clueless_lulu)

+Sé vos sin culpa, poné límites y tené cuidado con las amistades falsas, estancadas y poco productivas. Viajá más. No dudes en empezar terapia o indagar en prácticas espirituales. (@rephil9)

+Andá a terapia, no aceptes ese ascenso en el trabajo, confiá en tu intuición, mudate a Nueva York, buscá un segundo trabajo, trabajá menos, viajá más, tomá más agua, tomá vitaminas, hacé yoga, llamá a tus abueles, no te conformes, mantenete firme, sé la persona que guía tu vida, ¡maldita sea! (@kyndramichelle)

+Enfocate en vos. Encontrá unx buenx analista, no abandonés, aprendé a meditar y a cambiar tu mentalidad. Después de los 30 la vida se pone mejor. (@jenniek87)

+Le recomendaría a mi yo de veintipico que aprenda astrología MUUUUCHO antes del primer retorno de Saturno para que pueda tener un adelanto sobre qué esperar de la vida en términos energéticos y cómo manejarse durante ese periodo. Además, ponerse objetivos es lindo, pero permitite la libertad de cambiar de opinión cuando algo no funciona. Y no te juzgés tan duramente. Mantenete abiertx a diferentes experiencias. (@SamFlowers)

+Bajá la velocidad. Ahorrá plata, aunque sea el 1 % de lo ganás. No te apures a casarte. No busques acumular bienes materiales para aparentar porque vas a terminar con muchas deudas. Ocupate de tu cuerpo. Elegí tus batallas. No le tengas miedo al cambio. (@you1111ever)

+Tu prioridad número uno debe ser tu carrera. Tené citas y divertite. Si algo no funciona, ¡soltalo! Hay muchas opciones, ya sea en lo laboral, las amistades, las relaciones. (@FantasiaEvans1)

+aprendé a meditar – usá meditaciones guiadas para empezar. 

aceptá que tu alimento es tu medicina. 

aceptá la ayuda de los demás y sé amable. 

pasá más tiempo en soledad.

sé exigente.

soñá en grande.

honrá tu existencia.

no te apegues tanto.

soltar es necesario.

(@NirEarthObjects)

+Toda experiencia es un aprendizaje. Empezá a trabajar en tus demonios interiores. ¡ESCUCHÁ! Este es el momento perfecto para trabajar en vos para ser tu mejor versión porque te vas a gustar mucho más en tus 30 y vas a querer que tu intelecto y tu alma coincidan con tu aspecto físico. (@ntyrprntsstnr)

+No te conformes. Una vez que veas las señales de alarma, rajá. No creas en el potencial o en las palabras. Observá las acciones. Tomá decisiones para vos y hacelo desde el corazón. Confiá en tu intuición y no en otro ser humano. Trabajá duro, ocupate de vos, sé amable y sé livianx. Meditá. Respirá. (@Miss_vava_voom)

+Seguí tus sueños. (@iamamandarenee)

+Dejá a ese paki y enfocate en vos. (@DXXVII)

+Andá a unx buenx analista regularmente por al menos 3-5 años. (@astro_puppy)

+No te tomes las cosas tan en serio porque no sos tan grande como creés, recién estás en los primeros estadios de la vida. (@BeStillMyHeart)

+No seas duro/a con vos mismo. La vida es corta y las personas no se dan cuenta de las cosas que vos notás sobre vos mismo/a. El amor propio requiere paciencia y gentileza. Todo pasa por una razón, así que fluí. (@crazyraez)

+Viví en otra ciudad. Tu hogar siempre va a estar ahí. (@BgRs)

+Hacé más cosas por tu carrera. No tenés que obtener un título más avanzado, pero asegurate de seguir aprendiendo. (@Auntee_Pearl)

+No ignores las señales de alarma, ni siquiera pruebes estar en una relación llena de señales de alarma.  (@imissmyselfsm)

+Exponete más. Sentir incomodidad cuando probás algo nuevo es normal. Tomate en serio el estudio. Si arrancás tu proyecto ahora, después vas a tener una plataforma desde la cual despegar. (@Cheeto_pin)

+¡No te estreses! La vida mejora con cada año que pasa. (@kimb0418)

+Preparate para tener que pagar por muchas de las elecciones que hiciste en tus 20, ¡pero no te desesperes! Seguí avanzando un paso a la vez. Seguí trabajando, amando, viviendo, riendo y ocupándote de vos. Podés salir del túnel e ir hacia la luz. (@LoveLynnGee)

+USÁ PROTECTOR SOLAR, TODOS LOS DÍAS. (@KellyReed01)

+Volvé a estudiar. No te compres un departamento todavía. (@scottgr60613)

+Me tomé un año sabático es mis 20 y viajé por Asia. No debería haber vuelto. Ese es mi consejo. Tomate mucho tiempo libre para viajar. (@Victoriastro)

+Sé amable con vos misma/o. No te estanques en situaciones con cierta gente debido a la inversión que hiciste, ya sea en tiempo o en plata. La libertad y la paz mental son más valiosas. Respirá. (@pippi_esfumarse)

+Dejá de ofrecer respuestas a preguntas que nadie hizo. (@whitneydeeee)

+¡¡¡Empezá ahora!!! (@germzthegreat)

+Está bien soltar a la gente. No todo el mundo se va a quedar en tu vida para siempre. (@Nih1listMarmot)

+Observate con detenimiento y hacete responsable por la forma en la cual contribuís a construir tu realidad. Vos tenés el poder de crear magia o caos. (@faeriestarshine)

+Acabo de cumplir 31. El consejo que daría es que salgas de tu zona de confort y te comprometas más con tus hobbies. También diría que primero te enfoques en dominar las habilidades que quieras aprender y sean más complejas. (@Love_Bandaid)

+Aprendé a dormir bien. Humectate. Hacé más cosas que te gusten y menos cosas que los demás quieren que hagas. Elongá con regularidad. Tomá mucha agua. (@halvves)

+No tenés que convencer a nadie de tu valor. No caigas en el “vos NO me merecés”. No hay que forzar lo que no tenía que suceder. (@hasta_mientras)

+Obtené vitamina D todos los días, pasá tiempo al aire libre, hacé ejercicio aunque no tengas ganas, tomá probióticos, tené mentalidad abierta y alimentá las cualidades de tu niñe interior, no persigas a nadie, INVERTÍ, ahorrá para lanzar tu propio negocio, reite más. (@jesuisvalerie_)

+No gastes tu plata en ropa de mala calidad. (@itsmeerikat)

+Cortá con él. (@ED9ARALLANHOE)

+Pensá en lo que vos querés, no en lo que la gente que te rodea está haciendo. (@shesjustang)

+Todo lo que hagas ahora va a afectar tu futuro. (@twinrambull7)

+El autocontrol es necesario. (@Namigleaton)

+1. Ahorrá para las épocas de vacas flacas.

2. No te endeudes.

3. Dormir es importante.

4. No compartas tu energía con alguien temporario.

5. No abandones y no compares tu vida con la de los demás, porque algunas cosas llevan tiempo, ¡y se valoran mucho más cuando FINALMENTE las alcanzás! (@nnnightknight)

+Dejá de escuchar lo que los demás te dicen sobre lo que tendrías que hacer con tu vida. Ahorrá y viajá lo más posible. (@AParadigmOracle)

+Poné límites. (@AstroMaji)

+¡¡Salí!! ¡¡Con mucha gente!! ¡Y divertite! (@tootie10081)

+No te endeudes. (@kel_weave)

+Confiá en el proceso. Todo termina saliendo bastante bien. (@Secure_Boarder)

+Menos pensamiento, más acción. Comé más verduras. Y todo está bien, bb. (@latresselife)

+Sos más flaca/o de lo que pensás.

No finjas para que los demás se sientan bien. (Ni orgasmos ni entusiasmo)

Tenés mucho por aprender. 

La gente se equivoca.

Te merecés amor. (@Kate_Barron)

+Dejá de esperar que alguien te dé permiso para seguir tus sueños y confiá en tus habilidades. (@SOFA_KING_BRI

¿Se te ocurre alguna otra recomendación? ¡Escribila en los comentarios! Y si ya pasaste tu retorno de Saturno, quizá también te sientas identificade con estos consejos.

Quiero días así en mi retorno de Saturno

Mi grupo de amigas que conocí gracias a Filosofía me regaló el libro Bruja moderna, de Dalia F. Walker, para mi cumpleaños del año 2018. Se los había pedido y me encantó que lo hayan conseguido para mí. Sin embargo, por alguna extraña razón, no le di mucha atención cuando apenas me lo regalaron. Leí algunas páginas y después lo dejé olvidado por ahí. Los mambos del verano 2019 pueden haber contribuido a mi alienación respecto a un objeto que había deseado mucho antes de tenerlo en mis manos. 

Después de la sesión con Eve, en abril del 2019, mi vida cambió. Me sentía más tranquila y más conectada con mi deseo. Había aceptado más mi intensidad y había empezado a salir con alguien que me gustaba mucho. La energía estancada se había empezado a transmutar de formas hermosas y sorpresivas. Ya no era la misma que había pedido el turno en marzo. 

A fines de mayo, me enteré por Twitter (¿dónde más, sino?) que Dalia iba a estar en la feria del libro de Rosario en junio. Iba a presentar Bruja moderna y también a dar un taller de tarot. Me anoté en el taller, invité a mi amiga Meli a la presentación y decidí que era el momento de terminar de leer el libro, así que eso hice. 

Completamente fascinada con la hermosa obra que es Bruja moderna, llegué a esta parte:  

Ahí me di cuenta de que la energía no se empieza a mover en la sesión o después de la sesión, si no que se empieza a mover cuando decidís ver a unx terapeuta. En mi caso, creo que se empezó a mover cuando saqué el turno con Eve, porque ese mes que transcurrió desde el momento en el cual concerté la cita y la cita en sí tuvo mucha actividad y cambio. 

En Instagram, vi que el viernes 7 de junio Dalia iba a estar firmando ejemplares de Bruja moderna en ARDE Libros, una bella librería de la ciudad. Tenía que ir. Quería ir. La invité a Meli y, como compañera incondicional de estas aventuras curiosas, ella también accedió. 

El viernes 7 de junio a la tarde fuimos a ARDE. Nos pusimos en la fila y, de a poco, el espacio que está alrededor de la librería se fue llenando de gente. Entre las personas que estaban ahí pude identificar a Eve. Me emocionó verla. La saludé con la mano, a la distancia, y ella me devolvió el saludo. En ese momento, me dio vergüenza ir a hablarle. Tenía ganas de agradecerle y de comentarle el fragmento de Bruja moderna que afirma que los cambios se empiezan a dar cuando decidimos tener una sesión para sanar. Yo había sentido que había sido así y quería decírselo. Pero no me animé. Así que gracias, Eve.  

Cuando me tocó pasar a mí, Dalia me preguntó si había leído el libro y si me había gustado. Respondí que sí a ambas preguntas. Sobre la mesa, había cartas de tarot chiquitas, desparramadas, boca abajo. 

-Elegí una-me dijo. 

Saqué “El mago”. En el mazo de Rider-Waite, esta es la carta que saqué: 

Dalia agarró mi ejemplar de Bruja moderna y escribió la siguiente dedicatoria:

Me fui de ahí feliz y plena. Sentí que estaba donde tenía que estar. En ese momento no sabía casi nada de tarot, pero me pareció que “El mago” era la carta más apropiada para describir mi situación actual. Así que quise comprarme mi propio mazo. Y Meli me acompañó a hacerlo. 

Subí una historia a Instagram con mi más reciente adquisición. Varias personas la contestaron. Entre ellas, mis tres mejores amigas de la secundaria. Justo esa noche nos juntábamos a comer y decidí llevar el mazo. Hicimos una tirada de 8 cartas para “hallar el fin”, sugerida por el librito blanco que venía con la baraja. Fue medio un desastre porque yo no sabía casi nada y no podía interpretar bien los simbolismos de cada carta. Sin embargo, en retrospectiva, pienso que a cada una le salió lo que le tenía que salir.   

Y por eso escribí este texto: 

“Ayer me compré mi primer mazo de tarot. Subí una historia acá al respecto y las tres primeras personas que la contestaron fueron @argiraudo@luisifinos y @josec2. A la noche iba a cenar con ellas, así que llevé el mazo. Nos guiamos por un librito que venía con las cartas e hicimos una tirada para “hallar el fin”. Había que develar ocho cartas y cada una se refería a una situación de la vida. La segunda carta representaba “habilidades y puntos fuertes”. Ahí fue cuando salió la II: La sacerdotisa (o papisa). “Estudio, severidad de juicio, sabiduría, intuición. Ciencias ocultas”, afirma la descripción de esa carta en el manual del mazo. En “Bruja moderna”, @ladalia afirma que se puede vincular esta carta con “la paciencia y el respeto hacia la energía cíclica” y con las preguntas “¿qué debo esperar y respetar? ¿En qué fase del proceso estoy?”. Las otras cartas que aparecieron en la tirada significaban hastío, aburrimiento, malestar. Todo resonó mucho con mi situación actual. Pero tengo que tener paciencia. Los cambios no se van a dar ya. Estoy en una parte muuuuy inicial del proceso de ir hacia ser un poco más sacerdotisa. Primero me tengo que formar. Tengo que estudiar. Tengo que dejar macerar algunas cuestiones. Lo que quiero ya va a llegar. Este momento no será eterno. 🙏 “.

Llegué a mi casa esa noche y me puse a ver las historias de Instagram de ARDE y de Dalia. En las historias de ARDE había una video en cámara rápida donde se veía cómo las personas circulaban por la mesa donde estaba Dalia y cómo ella firmaba los libros. Ahí noté que Eve pasó más tiempo que el resto y que después de que ella pasó hubo como una pausa hasta que se retomó la firma de libros. Eso me llamó la atención.

El 8 de junio fue uno de los mejores días de mi vida. Y no exagero. Quiero tener muchos días y, sobre todo, durante mi retorno de Saturno, para transitarlo de un modo constructivo. Voy a anotar acá las distintas experiencias que transité y las emociones que sentí para intentar recrearlo en el futuro: 

-Fue un día de sol, fresco y sin humedad. Claro que no puedo manejar el clima, pero sol sin humedad siempre es la gloria. 

-No tomé alcohol la noche anterior. El alcohol es lo peor. Disminuye mis poderes psíquicos y me hace estar en una nebulosa horrible. Mejor evitarlo. 

-Dormí bien, pero solo 6 horas. Creo que entre 6 y 7 horas es lo ideal para mí. Y una siestita o meditación después de almorzar para cortar el día. 

-A la mañana, tomé mates con facturas y tuve charlas interesantes sobre la vida en general y astrología en particular. Me encantan los mates, las facturas, la gente querida, hablar y la astrología. 

-Jugué con una perrita y un gatito. ¡Júpiter bendiga a las mascotas!

-Escribí para este blog y fluí. 

-Después de almorzar, fui a una plaza a tomar mates con Meli. Aire libre y buenas charlas, combinación mágica.

-Fuimos juntas a la feria del libro. Ya sé que la feria del libro no está todos los días, pero lo que más me gusta de este evento son las charlas de escritores y escritoras y la estimulación mental que eso me brinda. 

-Escuchamos una exposición de Dahiana Belfiori sobre literatura y erotismo. Me emocioné. En ese momento de mi vida me sentía muy erotizada, muy conectada con el placer. Sentí que estaba donde tenía que estar.   

-Después de esa charla, Meli y yo salimos afuera, a la explanada del Centro Cultural Fontanarrosa, y tomamos un café al aire libre mientras escuchábamos una banda de jazz. También charlamos con otra amiga, Glòria, que está pasando su retorno en este momento. 

-A las 20 fue la presentación de Bruja moderna. El escritor Juan Sklar, amigo de Dalia, la entrevistó. No fue una entrevista convencional, si no direccionada a través del tarot. Hacían pasar a gente del público a que eligiera una carta de entre varias cartas grandes que había sobre la mesa. Eran todos arcanos mayores. Juan armaba la pregunta según la carta que saliera. La primera carta que salió fue “La sacerdotisa”, la misma carta que me había salido a mí la noche del viernes respecto a mis dones. ¡Cómo amo el tarot, por favor! 

Dalia contó que ella trabajaba en producción de cine hasta que se sintió atraída por los *mundos esotéricos* y empezó a investigar sobre cristales, velas, tarot, astrología y demás. Después abrió Fe, su propia tienda. No dijo a qué edad lo hizo, pero me atrevería a decir que algunas de estas cuestiones se cristalizaron durante su retorno de Saturno. 

Dalia también contó que el día anterior, en ARDE, había tenido una experiencia rara con una chica que es médium. Se había largado a llorar y hoy (o sea, el sábado 8) había tenido una sesión entera con ella. Ahí me di cuenta de que se refería a Eve. Ahí entendí por qué en las historias de Instagram de la librería se veía que Eve pasaba más tiempo con Dalia que el resto de la gente. Dalia no recordaba el nombre de Eve y yo lo dije en voz alta y también dije que su centro holístico se llama Hijas de la luna. Quiero que todo el mundo la conozca y que tenga la experiencia de tener una sesión con ella. 

Por supuesto que salí de la feria con la certeza de que estaba donde tenía que estar. Esa sensación fue la que me hizo considerar este día como uno de los mejores de mi vida. Decidí hacer una abstracción de las cosas que me pasaron o que hice para intentar recrearlas durante mi retorno de Saturno (y antes y después también). Esta es la lista de los ingredientes que tiene que tener mi día ideal: 

  • Aire libre
  • Estimulación mental
  • Mates
  • Carbohidratos
  • Más mates
  • Charlas
  • Escritura
  • Caminata 
  • Jugar con perrites y/o gatites
  • Sexo

“Estimulación mental” puede reunir muchas cosas. Para este fin de semana de junio se refería específicamente a la feria del libro, pero puede ser leer, mirar una película o (casi) cualquier experiencia que me haga aprender y pensar. Ese día no cogí (al día siguiente sí), pero igual lo agrego a esta lista porque fue lo único que le faltó a esta jornada perfecta. 

La importancia del retorno de Saturno según Susan Miller

Mis horóscopos preferidos son los de Susan Miller. A veces leo los de Astro Twins, pero no es lo mismo. Me gusta la longitud de los horóscopos de Susan, sus divagues, el recurso a anécdotas personales para empatizar con les lectores y también sus consejos accesibles y realistas. También creo que es demasiado optimista y que hay que sacarle el IVA a todo lo que escribe. O como le comenté a una amiga por WhatsApp:

Como se nota en este chat, mis amigas también aman a Susan (casi) tanto como yo.

Además de leer sus horóscopos mensuales gratuitos, disfruto mucho leer las entrevistas que le hacen. Me fascina su biografía y también las respuestas elusivas que da. Como yo soy muy obsesiva de la claridad en la comunicación y de respetar el tiempo de la gente, me incomoda que se vaya tanto por las ramas o que sea impuntual y haga esperar a las personas que van a entrevistarla. Pero me fascina. Y me inspira. Sus entrevistas me hacen sentir que lo que quiero para mí (vivir bien de escribir sobre astrología) es posible.

Hoy a la mañana, mientras hacía fiaca en la cama, leí una entrevista que le hicieron hace poco. Ahí Susan menciona la importancia del retorno de Saturno en este fragmento:

Y acá va mi traducción con algunos agregados que aportan información:

¿Cuáles son los estadios de la vida más importantes?

Los 29 [retorno de Saturno] y los 42 [Urano de tránsito en oposición a tu Urano natal] son años extremadamente críticos. A los 29, Saturno te pide que tomes una decisión y que elijas una meta, ya sea empezar un nuevo negocio, decidir casarte o estudiar más. Te lleva 3 años [el tiempo completo en el cual Saturno está en el signo de tu Saturno natal] prepararte y trabajar para alcanzar esa meta. Esa meta creará un pilar fuerte en tu vida que será resistente. Esa meta te empujará a hablar con distintas personas, a aprender y a ser mucho más maduro/a. El trabajo de Saturno es volverte mucho más estable. A los 29, Saturno atravesó todos los estadios [cuadratura al Saturno natal, oposición al Saturno natal y otra cuadratura al Saturno natal] y regresa al lugar donde estaba cuando vos naciste [es decir, se da el retorno de Saturno].

Lo que más me interesa hacer durante mi retorno de Saturno es estudiar la carrera de astrología en la Faculty of Astrological Studies de Londres. Y justo dura tres años. ¿Podré? ¿O Saturno no me dará respiro? Ya lo veremos.

Saturno en la Casa I: Liberación

Si naciste con Saturno en la Casa I, tu tarea a desarrollar es la organización de vos mismo/a, lo que significa ordenar cada una de las partes que te componen en un todo estructurado y desarrollar métodos efectivos y propósitos alrededor de tus acciones. El universo te pide que navegues la vida con intenciones sólidas y concretas

Un cuarto te espera, lleno de honores y reconocimientos, y está ahí nomás, detrás de la pared de ladrillos. 

El planeta de los anillos te pide que te veas bajo la luz más realista y que ames todo tu ser y lo observes con una visión de permanencia. En este emplazamiento, los principios saturninos son esenciales para la formación y el desarrollo de tu identidad. Por lo tanto, la responsabilidad, la autonomía y la dedicación deben ser integradas en tu vida para el florecimiento óptimo de tu personalidad.  

Un tema que tiene mucha importancia en este emplazamiento consiste en reivindicar tu propia autoridad. Esto significa escribir tu propia historia, es decir, transformarte en el/la “autor/a” de tu vida y ordenar tu propia existencia del modo en el que consideres pertinente. 

Esto no significa rechazar los aportes de los demás, pero sí aprender a ubicarte al frente y en el centro de tu vida y ser tu propia persona de confianza. Tu “liberación” se manifiesta cuando podés neutralizar o disipar las dudas acerca de tus habilidades.  

Las dudas sobre el mostrarte en la esfera pública pueden aparecer por el miedo al fracaso. Sin embargo, es importante examinar y entender de forma exhaustiva los estándares y valores que usaste para pensar qué significa estar en la esfera pública PARA vos.  

La clave para navegar este territorio es aceptar que tu vida es un camino que se transita paso a paso y que deja espacio para la experimentación. Mantener esta perspectiva puede resultar en un proceso de “curtirse”, lo cual te transformará en una persona capaz de ubicar el trabajo que tiene que hacer por sobre las preocupaciones y críticas interiores que puedan emerger.   

Es esencial entender que estar en tu posición es un premio y que lo que tenés que hacer es dar un paso adelante y reivindicar aquello que ya es tuyo, antes que esforzarte de modo acérrimo por “llegar” a cierto lugar o alcanzar cierto estatus.  

El autodominio es el resultado más importante que se obtiene al navegar este emplazamiento exitosamente. Establecer una base honesta, sólida y enraizada, la cual incluya el reconocimiento de tus fortalezas, desafíos y limitaciones, puede llevarte a mirar el mundo con sabiduría, madurez y un sentido de la integridad afilado con precisión.  

Al alcanzar el autodominio, podrás otorgarte tus propias credenciales y llegar al entendimiento de que evaluarte según parámetros externos no da tantos frutos como trabajar con estrategias y diseños específicos para vos. 

Notas

-Traducción libre de un texto escrito por el astrólogo Jason Fleming.

-La foto la tomé de la cuenta de Twitter @bitsofsaturn