Saturno en Acuario + Urano en Tauro en el 2021

El 2021 se siente así: me está yendo muy bien. Me siento horrible. Estoy re-descubriendo viejos pasatiempos. Ninguno de mis pasatiempos me divierte. Estoy caminando mucho. Tengo deficiencia de vitamina D. La pandemia duró un mes. La pandemia ya se terminó. La pandemia duró 10 años. Estoy completamente sola. Hablo con mis amigas todo el tiempo. Amo trabajar desde mi casa. 14 meses desaparecieron completamente de mi existencia. Tengo una lesión por esfuerzo repetitivo por trabajar desde mi casa. Estoy harta de trabajar desde mi casa. Todo el mundo se está vacunando. Surgieron tres cepas nuevas que las vacunas no pueden contrarrestar. Quedate adentro. Empezá a salir. Cená al aire libre. Activá la economía. No toques nada. ¿No es genial que finalmente estemos volviendo a la normalidad? 

Este texto lo compartieron en Twitter, en inglés, y decidí traducirlo porque me parece que sintetiza muy bien la energía de la cuadratura entre Saturno en Acuario y Urano en Tauro. Esta cuadratura es, definitivamente, la firma del año 2021. 

Urano en Tauro en cuadratura a Saturno en Acuario 

Creo que podemos coincidir en que el 2020 fue un año que paralizó a todo el mundo. Aunque en distintas partes del planeta la pandemia se vivió de distinto modo, con mayor o menor libertad, sí hubo momentos en los cuales nos unió mundialmente el encierro, la incertidumbre, la cancelación de planes, de vuelos, de eventos masivos. El 2020 estuvo marcado por la conjunción entre Plutón y Saturno en Capricornio. 

El 2021, en cambio, se presenta como un año mucho más dinámico. Dinámico no significa necesariamente que sea más fácil, pero sí que hay más movimiento y más cambio en comparación con el año 2020. En el 2021 empezó la vacunación masiva en muchos países; se dieron rebeliones profundas en Estados Unidos, Colombia, Palestina y otros lugares; Chile cambió su constitución; el colapso climático se sigue manifestando en océanos prendidos fuego y olas de calor o de frío según el extremo del planeta al cual nos estemos refiriendo. 

En el 2021, Plutón sigue en Capricornio, pero ahora Saturno está en Acuario. Urano se encuentra en Tauro, otro signo fijo (al igual que Acuario), lo cual significa que ambos planetas están en cuadratura. Una cuadratura es un aspecto que indica tensión, cierta incomodidad que busca resolverse al dejar en manifiesto aquello que tiene que cambiar

La cuadratura entre Saturno en Acuario y Urano en Tauro estará activa durante el 2021 y parte del 2022. La conversación entre estos dos planetas muestra la tensión entre la represión y la rebelión, la tradición y la innovación, lo digital y lo presencial, lo intangible que parece infinito y lo tangible que se está acabando.

Mucha gente cree que lo digital no contamina, no ocupa espacio, es gratis y conecta a todo el mundo de forma democrática. Todo esto es muy Saturno en Acuario. Pero lo digital sí contamina, sí tiene un costo y los servidores que nos permiten usar dispositivos móviles sí ocupan espacio. Algo tiene que cambiar. Y esta es la influencia de Urano en Tauro.

Por un lado, en un extremo del ring de boxeo, esta cuadratura nos muestra una sociedad que cada día busca más innovaciones, más invenciones disruptivas, más distopía cyberpunk digital, más socialización mediada por redes sociales omnipresentes y omnipotentes. En el otro extremo, se manifiesta un mundo más orgánico, más descentralizado, más respetuoso del medio ambiente y de los procesos de la naturaleza. 

No creo que haya un claro ganador en esta disputa. Creo que ambas tendencias se van a exacerbar durante estos dos años y que probablemente oscilaremos de un polo al otro mientras intentemos entender, sin mucho éxito, qué está pasando en el planeta Tierra. 

Urano y Neptuno en Capricornio en los 90 

Quienes nacimos con Saturno en Acuario a inicios de los 90, en este 2021 movidito estamos viviendo nuestro retorno de Saturno con la presencia destacada de Urano en Tauro. Urano en tauro está en cuadratura, nada más ni nada menos, que a nuestro Saturno natal. 

Acuario es un signo complejo porque su regente tradicional es Saturno y su regente moderno es Urano, por lo que esta cuadratura se intensifica aún más en las personas que nacimos con Saturno en Acuario. 

A inicios de los 90, Urano y Neptuno estaban en Capricornio y estaban en conjunción, es decir, muy cerca en grados matemáticos el uno del otro. Quienes nacimos con Saturno en Acuario, entonces, también tenemos a Urano y a Neptuno en Capricornio en conjunción. 

Si tuviera que definir la conjunción entre Urano y Neptuno en una sola palabra eligiría esta: misticismo. Los y las millennials que se interesan por temas espirituales tienen a Urano y Neptuno en Capricornio en conjunción. Dime qué tan en conjunción tienes a Urano y a Neptuno, y te diré qué tanto te gusta el misticismo.

En Cosmos y Psique. Indicios para una nueva visión del mundo, Richard Tarnas menciona algunos temas asociados al complejo arquetípico de Urano y Neptuno. Algunos de ellos son las revelaciones súbitas, la apertura a conocer los arquetipos, la capacidad de liberar la imaginación para poder crear mundos nuevos, el asombro ante el descubrimiento de nuevos horizontes, la emergencia de epifanías poéticas y la veneración espiritual. 

Los momentos históricos en los cuales Urano y Neptuno están en conjunción se caracterizan por los cambios continuos, la incertidumbre epistemológica, la acelerada innovación cultural y tecnológica, los impulsos místicos y esotéricos, las tendencias utópicas, el elevado nivel de idealismo y religiosidad, la disolución de muchos tipos de fronteras, la multiplicidad de las influencias globalizadoras, la presencia ubicua de las tecnologías de la comunicación como teléfonos móviles e Internet, la constante interconectividad universal, la seducción de las masas por los medios de comunicación dominados por las corporaciones y los creadores de imagen, la búsqueda de alcanzar estados no ordinarios de conciencia, la presencia de nuevas visiones cósmicas, la manipulación constante de la realidad por el mundo digital y los fármacos, entre otras posibles tendencias. 

Quienes tenemos esta conjunción en nuestra carta natal vivimos en carne propia muchas de estas manifestaciones que Tarnas menciona como corrientes colectivas.

Testimonios 

En un episodio de The Astrology Podcast, escuché que quienes tenemos a Saturno en Acuario, y ahora estamos pasando nuestro primer retorno de Saturno, en el 2021 podemos cuestionarnos los deseos que creíamos inamovibles. La razón es que esos deseos que sentíamos que teníamos muy arraigados ahora ya no están tan firmes por la visita de Urano en Tauro durante el retorno. 

Después de escuchar el episodio, decidí llevar esta cuestión a Twitter. Le pregunté a mis seguidores y seguidoras si sus deseos habían cambiado. 

Varias personas me dijeron que soltaron el deseo de tener un trabajo “serio” y que terminaron de convencerse de que quieren más arte y creatividad en sus vidas. Una chica me comentó lo siguiente: 

Siempre pensé que me dedicaría a la investigación científica, ahora tengo TANTAS dudas de seguir con el doctorado. Recién empecé otra carrera en literatura.  

Una chica soltó el deseo del cuerpo hegemónico y otra el deseo de pertenecer. En otro testimonio me dijeron lo siguiente: 

Me di cuenta de que las únicas expectativas que cuentan son las mías. A costa de enfrentarme a todos.  

En esta misma sintonía, otra persona comenta algo similar: 

Este retorno me está dando mucha libertad: dejé atrás el “deber ser” y ahora solo hago lo que me apasiona. 

Y también me comentaron lo siguiente:   

Han sido muchos cambios de estructuras mentales y de priorizarme. Entender que está muy bien estar sola y tener mayor determinación en lo que quiero e innovar para crecer. 

Una chica soltó el deseo de la casa propia. Antes tenía mucho rechazo a alquilar, pero ahora se está planteando que quizá tenga que hacerlo para poder irse de la casa de sus padres y ganar más autonomía. 

Siento muchas ganas de diferenciarme de los mandatos sociales y familiares. Y analizando la idea de armar familia o no. Antes no quería bajo ningún punto y ahora quizás con las personas correctas me dan ganas,

me comentó otra persona. Yo respondí este mensaje con la siguiente información sobre mi vida personal: 

Yo siempre dije que quería ser madre y ahora que estoy llegando a los 30 me estoy preguntando si realmente lo deseo…

La maternidad también apareció en otro testimonio: 

Me daba nervios llegar a los 30 sin ser mamá, ahora lo veo súper diferente. Podría esperar un poco más, para disfrutar otras etapas

Y también apareció el tema de la universidad, ya que una chica me comentó que soltó el deseo de ya estar recibida para enfocarse en organizar su carrera según sus tiempos y sus ganas de estudiar. 

Por mensaje privado, algunas personas se animaron a soltarse más y me compartieron testimonios más largos. 

[Los testimonios compartidos a continuación son reales. Los recibí a través de mis cuentas de Twitter y de Instagram. Algunos fueron modificados levemente para buscar que sea más clara su comprensión. Sin embargo, mantuve “errores” ortográficos para no alterar la estilística de los mensajes.]

Aquí va el primer testimonio: 

Hola! Hace mucho te sigo, me encanta tu contenido, ahora tambien soy fan de tu podcast <3. Te respondo por privado el tweet porque es largo. Como vos, estoy atravesando mi primer retorno, tengo a saturno en C12, y mi ascendente es acuario. Mi mayor deseo, que también fue obsesión durante mucho tiempo fue y es la carrera cientifica, al punto que dejé de vivir porque solo me interesaba recibirme y hacer el doctorado. Ni salía, siempre estaba encerrada trabajando sola. Hoy sigo en esa porque amo eso, pero me di cuenta que debo balancear esas ambiciones con tener una sana vida social, darle bola al cuerpo, y a los hobbies que te llenen de felicidad, no todo es la carrera/profesión, por más que te apasione. 

Espero sirva como experiencia! Perdón lo largo del mensaje jaja. Saludos Valen!

Me encanta que hayas descubierto la noción de balance, porque hacer lo que amamos también nos puede llevar al agotamiento o a la sensación de soledad extrema. Muchas gracias por haber compartido tu experiencia. 

Segundo testimonio: 

Holi! te mando por dm porque mi ex me stalkea mi twitter y no quiero que lea… probablemente eso también tenga que ver con mi retorno de saturno en casa 3, porque siempre tuve el deseo y la necesidad de contar, decir, explicar mucha info personal, y ahora considero que necesito que mucha de esa data quede en mi mundo privado. En mi carta, Saturno está en trino a mi stellium en Géminis (sol, luna, mercurio y venus en conjunción). También tenía un deseo muy profundo de que yo solo podía existir si me compartía con alguien (un par, amigue o pareja). Hoy solo quiero compartirme conmigo, no ‘necesito’ que otra persona esté a mi lado para poder ser. Suena bastante cliché, pero es un poco extraña la dualidad geminiana, de sentirse como unx gemelx perdido en el mundo en búsqueda de su compañerx. Hasta que se cae en el entendimiento y la aceptación que esa dualidad soy yo misma, una sola. 

Disculpas si es mucho texto, y gracias por abrir la posibilidad de contarte algo de esto. Escribiendolo me di cuenta de lo que dije al principio y me cayeron un par de fichitas 🙂 

Te leo siempre y me encanta lo que escribis y toda la data que tiras. Saludos!

Gracias a vos por haberte animado a compartir tus sentires. La potencia de Géminis con las palabras es una habilidad que no deja de maravillarme. Me alegra mucho (y no me sorprende, la verdad) que al escribir te hayan caído algunas fichas. Siempre recomiendo la escritura honesta como herramienta fundamental para conocernos más y entender en profundidad qué deseamos o qué tenemos que dejar atrás porque ya cumplió un ciclo en nuestra vida. 

Tercer testimonio: 

Holaa! Saturno en Acuario casa 5. Me ha pegado muy fuerte el retorno. Antes estaba 100% segura de dedicarme a la ciencia, ser investigadora con mil posgrados y demás. Ahora me muero de ganas por hornear pasteles y ser profesora, aprender idiomas y mil cosas más. Creo que con tantos planetas en mi casa 5, mi creatividad es lo que busco desarrollar con libertad.

Te escribo por DM justo porque la mayoría de gente con la que me relaciono es gente de “ciencia” (ciencia escrito entre comillas) que critica mucho la astrología. Pero espero pronto salir del astro closet.

Después me volvió a escribir otro mensaje privado: 

Quería agregar algo que me voló la cabeza. Siempre he sentido un algo con saturno, de hecho hace 4 años me lo tatué. Y ahora siento que definitivamente hay algo más en todo este trauma/crush que tengo con este planeta. Claro, cuando me lo tatué fue desde un punto de vista científico y quizás no iba por ahí.

Entonces yo le pregunto: “Uy, qué interesante lo del tatuaje. ¿Por qué “desde un punto de vista científico”?

Y ella me contesta: 

Mmm… Siempre demostré este lado lógico y “de aire” (tengo mucho acuario en mi carta). Cuando me preguntan sobre el significado de mi tattoo siempre quise que se viera como algo “nerdy”, no tanto como personal, aunque el significado profundo es la superación de los miedos. Cuando era pequeña tenía una enciclopedia del espacio y me daba mucho miedo la imagen de saturno. Después me empecé a enamorar de la astronomía y “le perdí el miedo”.

Cuando era pequeña (11-12 años) recuerdo que me gustaba leer los horóscopos en las revistas, hacer “rituales” y otras cosas místicas. Después vino mi juventud (16-17) y me volví muy lógica y científica. Ahora con mi retorno de saturno, siento que estoy volviendo a esa parte mística: estoy redescubriendo la magia, hago yoga, estoy tratando de aprender a leer el tarot, me estoy adentrando en la astrología… A mí me pasó como dices en tu podcast de ser la niña obediente y bien, a esta “rebeldía” de decir ya no quiero esto en mi vida.

Por supuesto que me encantó este testimonio, porque amo cuando la gente puede salirse de los mandatos y conectar con aquello que realmente le da felicidad sin sentir culpa o vergüenza. Le comenté lo siguiente: 

Me encanta que uno de los significados de Saturno sean los miedos y vos, sin saberlo, le tenías miedo a este planeta. La astrología es realmente maravillosa. ¡Me encanta todo tu proceso! Lo celebroo.

Ella me dijo: 

Es bien hermoso este mundo astrológico. Nunca me había sentido tan yo y tan en sintonía con el universo como ahora que estoy re-descubriendo este lado en mi.

Same, hermana, same. Pasá y ponete cómoda que acá en el astro mundo te recibimos con los brazos abiertos. 

Paso a otro testimonio: 

Hola, compañera de Retorno. Por aquí se siente heavy. Tengo saturno en acuario en casa 9. Aprendí y ejercí como astróloga, pero recién ahora estoy sintiendo el tomarmelo seriamente como un trabajo. Me apasiona, *ademas ahí esta mi nodo norte*. A su vez, el tránsito de Urano sobre el ascendente lo que me deja en claro es que mi foco ya no está en emparejarme, ser madre, vivir haciendo un trabajo que me hace sentir mediocre porque es lo que un título dice. 

O sea, cuestionando todos los mandatos. 

No tengo idea qué va resultar de toda esta revolución. Sé que no saldré siendo la misma y confío, aunque por momentos me angustie ser una mujer adulta autosuficiente. Hasta dudo de ser autosuficiente, con eso te digo todo. 

Gracias por tu testimonio. Creo que no entendí muy bien la cuestión de ser autosuficiente, o por qué sería malo (o bueno) serlo. Pero me encanta que estés cuestionando los mandatos y que te animes a conectar más con la astrología. ¡Felicitaciones de mi parte!  

Vamos al siguiente: 

Hola! Vengo a contar mi testimonio, tengo a Saturno en Acuario C5 y justo ayer me estaba cuestionando desde qué parte de mi alma quiero ser madre, si en realidad sería bueno ser madre, si en realidad tengo algo bueno que ofrecerle a un niño o mejor sólo lo dejo en mis pensamientos. Me da miedo cagarle la infancia. Ser padre es una responsabilidad grandísima y creía que a esta edad ya me sentiría lista y no, no me siento nada lista y el reloj biológico no para. Soy Sagitario y justo ahora estoy replanteándome estudiar otra licenciatura fuera de mi ciudad de origen porque lo que estudié no me llena en absoluto y tal vez los hijos en mi caso vengan en forma de estudios y no de hijos humanos como tal.

Uy, creo que el tema de la maternidad se potencia mucho en el retorno de Saturno. Entiendo completamente el miedo y la responsabilidad. La verdad es que no sé si alguna persona alguna vez se siente “lista” para traer otra vida al mundo. Creo que muchas personas lo hacen y ya, sin cuestionarlo o pensarlo tanto. Pero me parece importante que indagues en tu deseo y que puedas explorar otras opciones por fuera del mandato social de la maternidad, si es que sentís que procrear hijes no es el camino para vos. 

Engancho este testimonio con otro que tiene que ver con la maternidad, pero desde otra óptica. Dice así: 

Yo siempre he deseado formar una familia (yo no la tuve). Desde mi adolescencia, muchas cosas me hacían sentir que era imposible eso para mí. 

Así que estoy yendo a terapia (con una psicóloga), antes de que me llegue mi retorno exacto el año que viene, para trabajar en eso. Me doy cuenta que sí se puede lograr si sigo trabajando en mi.

Cabe mencionar que mi mamá, en su retorno de Saturno en acuario, me tuvo a mí y se divorció de mi papá. Ella está por vivir su segundo retorno.

Gracias por compartir tu testimonio. Para esta persona, el tema de formar su propia familia sería ese deseo que se está activando ahora, deseo que antes sentía que era imposible de alcanzar. Por su historia familiar, es como un gran tema a tratar. 

También me escribió lo siguiente: 

Seguro vendrán otros temas (porque Saturno hace aspecto a mi Mediocielo y planetas en la 10), pero ese es el que yo atesoro. Y yo le contesté que la casa 10 también se asocia a la maternidad o paternidad, así que los tránsitos por esa casa no se vinculan exclusivamente con la carrera o la vida pública.  

Y ahora sí llego al último testimonio: 

Holi, me motivaste a mandarte un DM con toda la experiencia de urano en tauro y el retorno de Saturno. 

Mi sol es tauro, cae en mi C5. Desde que entró Urano a Tauro allá por el 2018-2019, toda mi vida empezó a ser un mega caos. 

Estaba por terminar la maestría, lo que seguía era hacer el doctorado, pero de pronto tenía muchísimas dudas, ya no sabía si la ciencia era mi camino. Soy muy buena en ella, creo que es lo que me preparé para hacer toda mi vida, pero tenía muchas ganas de salir corriendo. 

El deseo no surgió de la nada. Me habían invitado a tomar una clase de interpretación del arte: la clase me puso a volar. Me di cuenta que había todo un universo que no conocía y ya no estaba segura de querer seguir por el camino racional y lógico de la ciencia. 

Terminé mis materias de la maestría y tenía que escribir la tesis. Tenía en puerta una oferta de un doctorado en Francia. Pero entonces en agosto de 2019 falleció mi mejor amigo en un accidente. Me entró una depresión enorme. Abandoné todo, no tenía ánimos para hacer nada. Así estuve como 1 año y medio. La depresión se alargó porque empezó a tomar fuerza la crisis de ¿qué iba a hacer después con mi vida?

Cuando tomas conciencia de lo cerca que está la muerte sientes que no puedes perder tiempo en hacer cosas que no te gusten, entonces las dudas sobre seguir en la ciencia crecieron mucho más. 

Luego vino la pandemia, regresé a vivir con mis papás, lo cual ayudó mucho para recuperarme anímicamente. Decidí empezar a estudiar otra carrera en literatura y ver si me gustaba en serio o sólo era algo pasajero. 

Llevo un semestre apenas, pero me ha gustado mucho. 

Me motivó también a terminar la tesis de maestría que tenía pendiente y mañana, por fin, es mi examen de grado. 

Sigo sin saber muy bien qué hacer con mi vida, si estudiar un doctorado y seguir en la ciencia o trabajar para seguir pagando la carrera de literatura. Parece que tengo las mismas dudas que tenía hace dos años y que todo este tiempo no he resuelto nada. Pero algo es distinto ahora

Al principio me daba mucha ansiedad, una ansiedad que me paralizaba y no me dejaba hacer nada. Llevo dos años en esa crisis y me di cuenta que no pasa nada si no sabes que hacer, no se acaba el mundo, no es que hayas fracasado

Entonces ahora tengo que enfrentar la misma pregunta pero ya sin la ansiedad paralizante, creo que ahora, en el retorno de saturno, me toca encontrar el camino pero esta vez sin partir desde el miedo.

Ah sí… bueno saturno lo tengo en acuario C2 y hace cuadratura (no tan exacta) con mi sol en tauro en C5.

Este último testimonio es maravilloso porque tiene un gran tema saturnino respecto a la muerte y las dificultades: cuando elegimos un camino más auténtico, la vida no se hace más fácil, pero tenemos más herramientas para transitarla de otro modo, para no dejar que la ansiedad nos consuma o nos paralice, para saber que no somos un fracaso por no saber lo que vamos a hacer. Siempre estamos aprendiendo, y aunque a veces las transformaciones no se vean desde afuera, sin duda las sentimos adentro.  

Notas

  • La versión auditiva de este texto la escuchás acá
  • La imagen de Saturno la tomé de la cuenta de Twitter @bitsofsaturn
  • Me basé en un fragmento de Cosmos y Psique. Indicios para una nueva visión del mundo de Richard Tarnas. Traducción de Marco Aurelio Galmarini. Libro publicado por Ediciones Atalanta
  • Para agendar una sesión específica sobre tu retorno de Saturno podés escribirme a hola@retornodesaturno.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s