Saturno en la Casa 1

[El texto que se encuentra a continuación está inspirado en el guion del episodio 05 del podcast. Podés escucharlo acá.]

Los cuatro ángulos representan los factores más personales de la carta natal. Y de estos cuatro ángulos, el Ascendente es el más personal de todos. De hecho, el Ascendente determina (por decirlo de algún modo) a los 3 ángulos restantes. 

¿Y a qué me refiero con los 3 ángulos restantes? 

En la parte más profunda de la carta se encuentra el Imum Coeli en latín, conocido más popularmente como IC o Fondo de Cielo en español. Esta parte de la carta generalmente se asocia con la Casa 4, aunque en algunos sistemas de casas puede estar presente en la Casa 3 o 5.  

El Fondo de Cielo es la parte más íntima de la carta, conectada con nuestra familia, nuestro origen, nuestras raíces y nuestro mundo emocional. También se vincula con nuestra vivienda, el sentido de pertenencia y la búsqueda de seguridad. 

Después, tenemos al Descendente, que siempre está en la Casa 7 porque está en el mismo grado de nuestro Ascendente, pero en el signo opuesto. Y el Ascendente siempre está en la Casa 1, y en algunos sistemas de casas, como Placidus o el sistema de casas iguales, marca el comienzo de la Casa 1. No quiero que se confundan, así que por ahora solo recuerden esto: el Descendente está en el signo opuesto al signo del Ascendente. 

Por último, tenemos el Medium Coeli en latín, conocido como MC o Medio Cielo en español. Esta parte de la carta generalmente se asocia con la Casa 10, aunque en algunos sistemas de casas puede estar presente en la Casa 9 o también en la Casa 11. 

El Medio Cielo es la parte más pública de la carta, conectada con nuestro rol en la sociedad, nuestra carrera, aquellos talentos que queremos desplegar y compartir con el mundo. También se vincula con las figuras de autoridad que nos rodean y a veces se habla del Medio Cielo como el punto de la carta que puede indicar nuestro propósito o misión en esta vida. 

Entonces, para resumir, la carta tiene 4 ángulos: 

  • Primero el Ascendente, que a grandes rasgos podemos decir que es nuestro yo, en este cuerpo, con esta personalidad y con ciertos aprendizajes de vida a integrar
  • Segundo el Fondo de Cielo, que se conecta con nuestra familia y nuestra vida privada y emocional
  • Tercero el Descendente, vinculado a las relaciones sociales más cercanas
  • Y, en cuarto lugar, el Medio Cielo, que nos brinda información sobre nuestra vida pública y nuestras aspiraciones 

Si en nuestra carta tenemos planetas a 8 grados o menos de distancia de los ángulos, entonces se dice que tenemos planetas angulares. Los planetas angulares son muy importantes y sus funciones serán relevantes en conexión con los temas del ángulo que esté más próximo. 

En esta oportunidad, me voy a referir al Saturno natal en la Casa 1. Si en tu carta natal este planeta está a 8 o menos grados del grado de tu Ascendente, entonces Saturno es un planeta angular y, por lo tanto, una presencia destacada en tu existencia. 

¿Qué es el Ascendente?  

Se dice que el Ascendente es la parte más íntima de la carta porque cambia cada dos horas. Entonces, las personas que nacen con tan solo dos horas de diferencia pueden tener a todos los planetas en los mismos signos, pero distinto Ascendente, y si tienen distinto Ascendente, las casas en su carta estarán distribuidos de un modo diferente. 

La Luna es el segundo elemento más personal de la carta porque es el astro que se mueve más rápido y pasa 2 días y pico en cada signo, pero de ella no me ocuparé en esta oportunidad. 

El Ascendente es el lugar simbólico de nacimiento en la carta natal porque está determinado por la hora exacta en la cual llegamos a este mundo. Es nuestra primera bocanada de aire, nuestro primer soplo de vida. 

Por esta razón, el Ascendente puede describir las condiciones y circunstancias presentes en nuestro nacimiento: si el parto fue rápido, o largo, complejo o sencillo. También describe nuestra experiencia y actitud ante todos los nuevos comienzos, ya sean los inicios de relaciones o de proyectos.   

El Ascendente representa nuestro aspecto físico, nuestra aura (si se quiere), nuestro estilo, nuestra forma de vestir y aquello que nos llama la atención. 

A veces se dice que el Ascendente es un aprendizaje que se manifiesta como destino. Esto significa que quizá en nuestra niñez o adolescencia nos costó conectar con el signo de nuestro Ascendente, y con todo lo que ese signo representaba, pero la vida nos expuso a situaciones, una y otra vez, que nos hacían entrar en contacto con la energía del Ascendente para que podamos integrarla. 

Este ángulo de la carta natal muestra la salida de la zona de confort, el desafío de la expansión de la conciencia, la emergencia de lo nuevo y las propuestas de la vida que nos generan crisis al mismo tiempo que nos permiten conocernos más en profundidad. 

Saturno en la Casa 1 cerca del Ascendente 

En Las doce caras de Saturno, el astrólogo Bil Tierney sostiene que, cuanto más cerca está Saturno del grado del Ascendente natal, menos confianza en sí mismas tendrán las personas que nacen con este emplazamiento. Estas personas pueden mirarse a sí mismas con ojos muy críticos. 

Si Saturno está a 8 grados o menos de distancia del Ascendente se considera que es un planeta angular porque, como ya mencioné antes, el Ascendente es uno de los cuatro ángulos de la carta. Los planetas angulares tienen un rol central en nuestra carta porque pareciera que tiñen o pintan, la energía del ángulo más cercano según de qué planeta se trate. Entonces, si la Casa 1 es una casa que se asocia con nuestra personalidad o nuestra “aura”,  y si tenemos a Saturno ahí, esto significa que nuestra imagen ante el mundo, por decirlo de algún modo, va a tener fuertes características saturninas. 

Tierney también nos dice que tener a Saturno cerca del Ascendente deja ver cierta rigidez en la persona. Es probable que, a corta edad, quienes nacieron con Saturno en la Casa 1 hayan aprendido a frenar sus acciones espontáneas por la inseguridad que sentían hacia sí mismas. Estas personas pueden tener la tendencia a dudar mucho de su capacidad y de sus posibilidades. 

Les cuesta moverse con confianza y con seguridad, y desde muy chicas, desde la niñez, estas personas tienen como un aire de cautela y son muy maduras. A lo mejor, a corta edad tuvieron que encargarse de más responsabilidades que otras personas de la misma generación. También tienen una gran capacidad para calcular el sentido de la oportunidad. Estas personas actúan después de haber sopesado múltiples opciones y de haber llegado a la conclusión de que las chances están a su favor. No suelen actuar porque sí o de modo impulsivo. 

Algunas ramas de la Astrología más mística, por decirlo de alguna forma resumida, sostienen que las personas que nacieron con Saturno en la Casa 1 tienen esta personalidad más seria y reservada porque tuvieron un nacimiento difícil. Esto puede deberse, según estas corrientes, a que la persona estaba reacia a nacer y por lo tanto el proceso del trabajo de parto fue muy laborioso. 

Esta visión yo la pondría entre signos de pregunta porque la verdad es que no trabajo con esta rama de la astrología. Igual me pareció importante mencionarla porque quizá, si tenés a Saturno en Casa 1, podés indagar sobre cómo fue el proceso de tu nacimiento y a lo mejor se da algún tipo de correlación. 

Saturno en la Casa 1 y el aspecto físico

Tierney afirma que quienes nacieron con Saturno en la Casa 1 tienen ciertas reservas respecto a su aspecto físico. No nos olvidemos de que entre los significados de la Casa 1 también entra el aspecto físico y el cuerpo concreto y tangible que tenemos, con cierta altura, cierto peso y ciertas características específicas.  

Entonces, este astrólogo sostiene que quienes nacieron con Saturno en la Casa 1 pueden no sentirse del todo cómodos o cómodas en su propio cuerpo. Saturno tradicionalmente simboliza todo aquello que es delgado, fino, flaco, parecido a un junco o casi “piel y hueso”. 

En este sentido, una de las interpretaciones más estereotipadas, diría yo, de Saturno en Casa 1 es que la persona es muy delgada, muy muy flaca y no tiende a aumentar de peso, sino todo lo contrario. No digo que esto sea siempre así, pero es una de las posibles manifestaciones, y esto se debe al hecho de que Saturno es un planeta que se asocia con la restricción y con el límite. 

Tal vez una persona con Saturno en Casa 1 tiene un cuerpo cuyo límite se conecta con no aumentar de peso o también puede ser una persona que a lo mejor se restringe mucho para mantenerse delgada. Cuando leo esto sobre Saturno en la Casa 1, pienso en los cuadros de Modigliani, donde los personajes tienen cuellos largos y caras angostas. Por supuesto que sería estadísticamente imposible que todas las personas con Saturno en la Casa 1 sean delgadas, pero esta es una de las manifestaciones más mencionadas en relación a este emplazamiento. 

Independientemente del peso o de las características del aspecto físico en general, estas personas pueden sentir que no son atractivas. Quizá se sienten indeseables, que nadie se va a sentir atraído o atraída hacia ellas en un sentido físico o un sentido sexual y esto no depende de la legitimación del contexto. 

Es decir, puede suceder que una persona les diga “gusto de vos”, “me gustás”, “sos hermosa, o hermoso” y en vez de tomar esos halagos como una opinión verdadera de la otra persona, los toman como una especie de trampa o de chiste. Pueden sentir mucha incomodidad cuando alguien expresa un comentario lindo sobre su aspecto físico o su personalidad. 

Otro significado vinculado a las personas que tienen a Saturno en la Casa 1 es que su aspecto, su look, es muy sencillo, quizá minimalista, funcional o normcore, para usar un vocabulario específico del mundo de la moda. El normcore, básicamente, consiste en usar un jean cómodo y una remera suelta de un color liso. Nada más. Quienes tienen a Saturno en Casa 1 tal vez no quieran destacarse y por eso se visten con ropa muy genérica.

Tierney nos dice que no estaría mal que las personas que tienen a Saturno en Casa 1 se relacionen con gente más neptuniana para activar su elemento diferenciador y aceptar sus partes más creativas. Yo agregaría que también pueden juntarse con gente venusina que pueda motivarlas a que utilicen la ropa como forma de mostrar su personalidad y no como un método que les permita esconderse entre la multitud. 

Saturno en la Casa 1 y las máscaras sociales 

A veces, las personas que nacieron con Saturno en la Casa 1 se muestran extremadamente livianas, vivaces y superficiales. Pero quizá por dentro no se sienten así. A veces sienten que están como resquebrajadas interiormente y tienen que mostrar esa energía de felicidad para impedir que la gente que las rodea detecte hasta qué punto se sienten inferiores o en soledad o que no son capaces de ser amadas. 

Es como que Saturno en Casa 1 no quiere mostrar que pueden herirlo con facilidad y que lo pueden hacer sentir como que no vale nada. Entonces, para evitar directamente las críticas, los nativos y las nativas pueden intentar apelar a la aprobación del entorno. Así van construyendo una defensa contra los ataques personales.

Tierney dice que solemos pensar en el planeta Neptuno como el planeta con cualidades parecidas al camaleón, pero él sostiene que así es Saturno, porque Saturno a veces siente una intensa presión por caer bien y ser aceptado. 

Por lo tanto, una persona con Saturno en la Casa 1 puede mutar y adaptarse a la persona con la cual se encuentra o al círculo en el cual se encuentra para agradar. 

[Quiero aclarar que a veces me refiero a Saturno en Casa 1 como si el emplazamiento en sí mismo fuera una persona, y a veces aclaro “los nativos y las nativas” o digo “quienes nacieron con Saturno en Casa 1”. Recuerden que estoy hablando de modo general de Saturno en Casa 1 en la carta natal. No significa que toda la descripción aplique exactamente a la vida de una persona porque, como ya sabemos, es necesario ver la carta completa para elaborar un análisis más exhaustivo. Ahora sí, prosigo.]

Saturno en la Casa 1 y crecer de pronto 

Las personas que nacieron con Saturno en la Casa 1 suelen sentir que TODO en su vida es una gran lucha. Pero a veces también lo que sucede es que ellas mismas se complican la existencia al elegir transitar senderos que son más complicados. Sin embargo, también es muy beneficioso recorrer el camino menos transitado para estas personas porque en el proceso descubren que tienen una potencia muy ambiciosa para lidiar con las adversidades. Al final, logran muchísimos más resultados de los que la sociedad esperaba de ellas. 

Quienes tienen a Saturno en la Casa 1 siempre tuvieron que lidiar con formas de reacción autoritaria y esto es duro porque son personas muy sensibles. Lo bueno es que las durezas con las que se encontraron en la vida, las distintas dificultades que atravesaron, pueden haberles permitido adaptar esta sensibilidad a la determinación y la confianza para ir por lo que quieren. Son personas que a menudo sienten que tienen que poner a prueba su fortaleza interior y se ponen en situaciones difíciles donde saben que van a poder superar las dificultades con éxito.

Los años de la niñez para Saturno en Casa 1 son años en los cuales pueden haber sentido mucha inhibición. Es probable que alguno de sus progenitores (ya sea la madre, el padre o la persona que haya cumplido esta función en su vida) haya sido una figura de autoridad TAN FUERTE que puede haberles generado muchísimo temor a mostrarse como realmente eran. Entonces, el sentimiento de sentirse inadecuados o inadecuadas puede haber tenido su origen en los años más tempranos de la vida.

Estas personas sienten que las ignoraron cuando eran chicas o que no les dieron la atención suficiente. A partir de este rechazo puede ser que hayan desarrollado una sensibilidad más refinada ante las críticas. 

Por suerte, y poco a poco, estas personas aprenden a ser vulnerables ante la frialdad, la indiferencia o la falta de compasión de los demás y en especial de aquellos que se convierten en figuras de reemplazo de la autoridad familiar, como pueden ser jefes, docentes o terapeutas. 

Saturno en la Casa 1 y el mundo emocional

En el mejor de los casos, las personas que nacieron con Saturno en Casa 1 con el tiempo aprenden a mostrar su sensibilidad y a no tener que poner siempre cara de felicidad o a decir que todo está bien cuando no lo está. De a poco, pueden aprender a relajarse y a empezar a encontrar su comunidad y un lugar donde se sientan cómodas.

La incertidumbre que las personas con Saturno en Casa 1 sienten hacia sí mismas a veces hace que desconfían de las intenciones de las demás personas. Si alguien les muestra bondad, muchas veces no pueden simplemente aceptar esa bondad. En cambio, piensan que la persona es hipócrita o que tiene alguna intención oculta que no está mostrando con claridad. Les cuesta aceptar que viven en un mundo que no necesariamente quiere destruirlas, que existen personas que sí son buenas.

Por otro lado, una vez que generan lazos íntimos, es probable que les cueste, a las otras personas, conocer en profundidad a quienes nacieron con Saturno en la Casa 1. Como ya mencioné antes, quienes nacieron con Saturno en la Casa 1 a veces se muestran como personas frías o tal vez superficiales por miedo a que las lastimen. De a poco pueden ir tumbando las barreras psicológicas que construyeron para protegerse una vez que van entrando en confianza y que notan que las personas que las rodean realmente tienen buenas intenciones.

Parece que Saturno se pone mejor con la edad y, agregaría yo, después del primer retorno. Así que si nacieron con este emplazamiento y a veces sienten que la vida se les hace cuesta arriba, recuerden que no todo está perdido. Con paciencia, tal vez terapia, y mucho mucho amor, como decía Walter Mercado, podrán invitar a personas nuevas a su entorno y a generar conexiones de calidad y muy nutritivas. 

Saturno en la Casa 1 y la disciplina 

Saturno en la Casa 1 tiene la capacidad, a través del esfuerzo y la paciencia sostenida en el tiempo, de convertir la frustración en autodeterminación y en disciplina. Las personas que nacieron con este emplazamiento tienen la fortaleza para transformarse en individuos muy capaces, que pueden manejar su vida bastante bien. 

Un Saturno en Casa 1 constructivo denota que la persona puede empezar proyectos con paso firme y con un propósito bien asentado. Estos nativos y nativas sienten la inclinación de evaluar las limitaciones que se puedan presentar y hacer los ajustes necesarios para que los proyectos lleguen a buen puerto. 

Tierney también nos dice que el signo del Ascendente recobra más poder cuando Saturno está ubicado en la Casa 1, aunque el signo del Ascendente no coincida con el signo de Saturno. 

Acá retomo un poco lo que dije antes de los planetas angulares. Cuanto más cerca esté Saturno del grado del Ascendente, es decir, en conjunción (es decir, a 8 grados o menos) más intensa será la presencia de Saturno en conexión con el Ascendente. 

Entonces, si Saturno está cerca del grado del Ascendente, el signo del Ascendente tiene la responsabilidad de canalizar la energía de Saturno hacia experiencias vinculadas con las características del signo del Ascendente (que a veces coincide con el signo de Saturno y a veces no). 

Como Saturno mejora (o nos mejora) con los años, es probable que las personas que nacieron con este planeta en la Casa 1 se sientan más competentes a medida que van envejeciendo. También son capaces de aprender a manejar las consecuencias de sus acciones con mucha valentía y con mucha fuerza interior, sobre todo en la vejez. 

El consejo de Tierney es que las personas que nacieron con Saturno en Casa 1 tienen que intentar no volverse demasiado frágiles y quebradizas porque se pueden sentir derrotadas muy fácilmente. Tienen que intentar ejercitar la flexibilidad y contagiarse de esperanza en sus propias habilidades, porque son realmente muy capaces. 

Solo falta que ellas mismas se den cuenta de aquello que los demás ya percibimos. 

Testimonios de personas con Saturno en la Casa 1 

[Los testimonios compartidos a continuación son reales. Los recibí a través de mis cuentas de Twitter y de Instagram. Algunos fueron modificados levemente para buscar que sea más clara su comprensión. Sin embargo, mantuve “errores” ortográficos para no alterar la estilística de los mensajes.]

En primer lugar, comparto un testimonio de una chica que nació con Saturno en la Casa 1:  

Todos los años de introspección y sanación van recién culminando en entender estas energías tan apretadas, porque ha habido temas con comunicar lo que voy aprendiendo y queriendo compartir, así como una sensación que desde siempre he dicho de “no hago nada en lo que no crea”. 

Entonces, yo identifico estos temas de responsabilidad al hacer y al comunicar bieeeeeen tensos. Me ha llevado mucho trabajo de consciencia comprender que estas energías han de alquimizarse en el centro para poder moverse, porque los impulsos marciales o mercuriales nomás terminan en tropezones sin siquiera mover los pies. 

Uy, muy poético todo esto. Me encantó. Sigue el testimonio: 

Tengo a Saturno sobre mi Sol natal, y he aprovechado el tránsito para integrarlo como un pre retorno y creo que ha sido bastante fructífero.

He ido aterrizando un poco, despertando la energía capricorniana y saturnal para amigarme con la restricción, los límites, las reglas, el esfuerzo, el trabajo constante.

Y he ido comprendiendo que este tirano patriarcal restrictivo siempre ha sido interno.

Ponerlo allá afuera en mi papá, profe, director, presidente ha sido un pretexto para no responsabilizarme de la tarea que he venido a ser y hacer.

Qué incómodo que es Saturno [ya lo creo, amiga], pero es la maestría pura en este plano terrenal.

Y bueno he ido integrando esta energía porque no tengo poquita.

Tengo a Mercurio, Venus y Neptuno en Capri y a Saturno en Casa 1. 

Siento que toda mi identidad es muy saturnal, pero no la había integrado. 

Creo que requiere trabajo de consciencia hacerlo de manera evolutiva.

Soy bastante sigilosa al relacionarme, observo mucho y soy estratégica al comunicarme. 

Me he dado cuenta de que las personas se me acercan con cierto respeto. A veces me incomoda, pero comprendo que es lo que provoca mi energía.

Y por ejemplo, con parejas casi siempre yo soy la que tiene la iniciativa porque se cohiben demasiado. 

Muchísimas gracias por compartir este testimonio conmigo. Creo que la experiencia habla por sí sola, sobre todo la cuestión de que con Saturno en Casa 1 a veces las restricciones son autoimpuestas y no siempre vienen desde el exterior. 

Paso a otro testimonio: 

En resumen, es deprimente.

Con el tiempo uno aprende a convertirlo en algo de lo que reírse. 

Te cuento: Mi Saturno está justo sobre mi Ascendente en Tauro, en mi Casa 1 y en cuadratura a Urano en Acuario y a Venus en Leo.

Desde chiquito he tenido mucha responsabilidad encima (o pues así lo siento) y me cuesta mucho expresar afecto de una manera que no sea a través de la responsabilidad.

Siempre he tenido cierta relación difícil con el dinero, puesto que tiende a ser escaso.

Gracias por contarme tu experiencia. La dificultad para expresar afecto es una de las manifestaciones más típicas de este emplazamiento. La escasez de dinero pienso que también tiene que ver con el hecho de que Saturno suele restringirnos bastante. Espero que de a poco puedas abrirte más y que el dinero empiece a fluir. Te mando un abrazo. 

Tercer testimonio: 

¡Hola! Me encanta todo lo que tiene que ver con Saturno. Lo tengo en Casa 1 en Acuario, pero mi Ascendente es Capricornio. Vi a mis amigos pasarlo re-mal en su retorno y pensé que se me venía re-mal. Además, en Casa 1, pensaba si me daría duro al autoestima o algo así. Resultó todo lo contrario. Pasó por mi punto exacto en enero de este año y 2 meses después me compré un departamento para independizarme y por mi trabajo he tenido varias apariciones públicas. Ahí veo a Saturno obligándome a madurar, a hacerme cargo sola, y bueno, en Casa 1, a mostrarme, lo que antes me avergonzaba mucho. Le tenía miedo, pero después de 3 años que le dieron duro a Capri, mi retorno de saturno ha sido una liberación donde me puedo mostrar como realmente soy y perder la vergüenza. Un abrazo! 

Uy, qué gran manifestación de un retorno de Saturno constructivo. Gracias por contar tu experiencia y me alegro mucho por vos. 

Un oyente del podcast comenta: 

Tengo a Saturno en la Casa 1 justo con mi Ascendente y un stellium allí con Urano y Neptuno.

Esta persona no menciona signos, pero imagino que se debe referir a Capricornio, porque Urano, Neptuno y Saturno estuvieron juntos en Capricornio a finales de los años 80. Esta configuración colectiva, es decir, que todas las personas que nacieron en ese periodo de tiempo tienen en su carta natal, para mí suaviza la rigidez de Saturno. Urano le aporta más dinamismo y rebelión, y Neptuno le aporta más empatía y la capacidad de conectar con el arte y el sentimiento oceánico. 

Una amiga con Saturno en la Casa 1 me comentó que siempre tuvo problemas con las figuras de autoridad en su vida. Creo que este tema de la autoridad aparece en el episodio. A veces también creo que cuando no aceptamos nuestros propios deseos, o lo que realmente queremos hacer, puede ser que entremos en conflicto con las limitaciones que nos imponen desde afuera. 

Ahora paso a las preguntas: 

¿Cómo afecta? Yo lo tengo en casa 1 y no sé si por eso de niña fui muuuuy extremadamente tímida. Ahora en mi retorno se me ha pasado bastante, pero creo q aún soy algo vergonzosa y no sé si está relacionado

Yo te diría que sí, que está relacionado, y me parece que a lo largo de este episodio está presente la posible conexión entre Saturno en la Casa 1 y la timidez. Puede deberse a miedo a mostrarse como una es para que no la juzguen, o también para evitar que nos lastimen. 

Otra pregunta/comentario: 

Mencionaste que hablaras de Saturno en casa 1. Yo lo tengo! Y me han dicho que siempre seré flaca quisiera la explicación. Soy asc Acuario

La explicación también aparece en este texto. Básicamente, y dicho de una forma muy resumida, uno de los significados de Saturno es restricción y cuando este planeta está en la Casa 1, que es la casa del cuerpo físico, puede significar que la persona será flaca.   

Última pregunta: 

Mi hija tiene Saturno en cáncer casa 1 y una vez me dijeron que si de pequeña yo estuve ausente, que ese Saturno en cáncer hablaba de una madre poco cariñosa algo así. También he escuchado que Saturno en casa 1 hace a las personas delgadas, es cierto?

Respecto al comentario de que la madre puede estar ausente si una persona tiene a Saturno en la Casa 1 no tengo nada para decir. Nunca lo había escuchado, la verdad. Y sobre si Saturno en la Casa 1 hace a las personas delgadas, sí, es cierto, diría que no siempre y no para todo el mundo, pero es una de las manifestaciones arquetípicas de este emplazamiento. 

¡Muchas gracias a todas las personas que mandaron sus preguntas y testimonios!

Notas

  • La versión auditiva de este texto la escuchás acá
  • La imagen de Saturno la tomé de la cuenta de Twitter @bitsofsaturn
  • Me basé en un fragmento de Las doce caras de Saturno, de Bil Tierney. Traducción de Graciela Perillo. Libro publicado por Editorial Kier 
  • Para agendar una sesión específica sobre tu retorno de Saturno podés escribirme a hola@retornodesaturno.com

2 comentarios en “Saturno en la Casa 1”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s