Testimonio de un retorno exacto de Saturno

El 3 de enero, cuando estaba en Capilla del Monte, me puse a hablar por wásap con un amigo que estaba en Rosario. En un momento de la charla me escribió esto: 

Testimonio de un retorno exacto de Saturno

Entonces le pedí si me podía contar más específicamente qué había sentido. Él me mandó un audio bien detallado de cinco minutos de extensión. En ese audio aparecen muchísimos temas saturninos y prototípicos de las vivencias del retorno exacto de Saturno. Con su permiso, acá comparto una versión (un poco) editada de sus palabras: 

Tuvo que ver bastante con darme cuenta de que el énfasis que yo ponía en la libertad y en hacer lo que tenía ganas y en no atarme a nada me estaba haciendo que no progresara en mis proyectos, que no les pusiera dedicación, que no sacrificara nada para lograr algo mayor que me interesaba, que era parte de mi deseo profundo. En vez de, digamos, no sé, juntarme con amigos (no sé, cosas que están buenas, pero no son algo a largo plazo). […]. Son la vida, uno va, y boludea, y hace cosas y yo no me quería perder de nada y me di cuenta de que eso no me estaba haciendo bien para nada porque me hacía sentir bastante mal conmigo mismo porque no estaba activando con nada en proyectos y en un montón de aspectos de mi vida

También el hecho de disfrutar cosas, permitirme disfrutar cosas y también entendí que para eso tenía que, justamente, sentirme bien. Y para sentirme bien tenía que cumplir con lo que yo mismo me había impuesto como deseo o como proyecto y que no estaba ni a palos dedicándole tiempo. Y, bueno, ese día (fue el viernes [20 de diciembre del 2019]), volví del laburo y estaba re mil disociado, estaba en otra, me sentía muy mal y me di cuenta de que tenía que ponerme a terminar de hacer unas traducciones, que es trabajo voluntario que estaba haciendo para X, y que lo tenía que haber hecho en todo el año. Ya hacía un montón que lo tendría que haber entregado, pero bueno, como es trabajo voluntario, “ya fue”. Y me estuvo pesando todo el año. Me quedé desde el viernes hasta el martes a la tarde, o sea, hasta tres horas antes de venir a laburar, haciendo eso (salvo el lunes que fui a laburar). Y ahí me empezaron a caer un montón de fichas. 

Vi unos videos de astrología que hablaban de que justamente Júpiter está entrando en Capricornio, que eso hace que ya no haya más para tirar manteca al techo y que uno se tiene que poner a laburar firme y hacer algunos sacrificios para lograr metas, que era básicamente lo que estaba sintiendo. Y la verdad que también me di cuenta de que eso que tenía que hacer era sostenido y no demasiado intenso, en el sentido de que no tenía que dedicarle horas por día, si no media hora o una hora cada día a cada una de las cosas que quería, cosa que a mi me cuesta una banda. Yo soy: o no le dedico nada por dos meses o después estoy tres o cuatro días encerrado haciendo algo. Pero necesitaba un equilibrio en ese sentido. El otro día que arrancó el año creo que empecé a hacer eso y ya noté un cambio sarpado. Me di cuenta de que ese era el camino. 

Me re costó decirle que no estos días a juntadas y todo, pero me di cuenta de que esto es lo que me hace sentir bien. No me voy a dejar de juntar con gente, pero primero tengo que priorizar mis cosas y generar independencia en ese sentido. Yo soy una persona que necesita juntarse con un montón de gente también como una forma de combatir la soledad y eso no fue nunca efectivo. Me di cuenta de que no es que para sentirme bien necesito otra gente de forma adictiva, si no encargarme de lo mío. Y, efectivamente, lo estoy empezando a hacer y está bastante bueno”. 

¿Estás pasando tu retorno exacto de Saturno y sentís que esta experiencia resuena con la tuya? ¡Contame en los comentarios! Y recordá que no estás solo ni sola, aunque así lo parezca. 

Notas

-La foto la tomé de la cuenta de Twitter @bitsofsaturn 

2 comentarios en “Testimonio de un retorno exacto de Saturno”

  1. Acabo de llegar a tu blog y esto resonó un montón conmigo. Igual que tú, tengo saturno en acuario y justo ahora que está en capricornio (con stellium y todo) me entró un golpe de disciplina que no he tenido en 28 años y medio, entre otras cosas por el ejercicio. Pero también ando pensando en esas cosas que dice tu amigo, en qué inviertes realmente tu tiempo y energía y cómo eso te retribuye, especialmente al largo plazo. Me encanta tu página! un saludo desde Colombia. A.

    Me gusta

    1. ¡Hola, Alejandra! Muchas gracias por tu comentario. Me siento muy identificada con lo del golpe de disciplina. ¡Estamos en la misma sintonía! Y, como dice mi amigo, tenemos que enfocarnos en invertir (y no gastar) nuestro tiempo y energía. Gracias otra vez y abrazo desde Argentina.

      Me gusta

Responder a haciendocosasconpalabrasblog Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s